¿Y si Apple lanzara un iPhone con sistema operativo Android?

Escrito por
Android
1

Steve Wozniak, nada más y nada menos que el cofundador de Apple, y el único de los dos que sigue vivo, tras la muerte de Steve Jobs, ha sido el que ha abierto la caja de los truenos al afirmar que los de Cupertino deberían lanzar un iPhone con Android. Algo que es imposible. Pero, ¿qué ocurriría si de verdad Apple se convirtiera en un fabricante con Android?

¿Sería posible?

Ok, todos podemos decir que eso no va a ocurrir y que es imposible. Pero a decir verdad, la posibilidad está ahí. De hecho, eso que critican muchos usuarios de iOS, sería una de las mayores bazas de Apple, la gran capacidad para personalizar Android. Compañías como Samsung, Sony, LG, personalizan sus smartphones dándole a la interfaz el aspecto que quieren que tenga. Muchas veces criticamos esas interfaces porque empeoran el trabajo que ya ha hecho Google. Pero, ¿y si esa capacidad para personalizar un smartphone la utilizara Apple para que el iPhone con Android y el iPhone con iOS fuera iguales? Estaríamos hablando de smartphones que cuentan con la misma interfaz gráfica, pero con diferentes aplicaciones. Ya son muchos los usuarios que han desarrollado interfaces muy parecidas a la de Apple. Si fuera la propia compañía de Cupertino la que se pusiera en esa tarea, de seguro conseguiría que fueran exactamente iguales la de iOS y la de Android. Además, como el sistema operativo de Google es totalmente libre, no habría ningún problema en que este fuera utilizado por parte de Apple. Pero es más, la compañía fundada por Steve Jobs tendría incluso la posibilidad de crear su propia tienda de aplicaciones para su iPhone con Android. La libertad de este sistema operativo lo permite.

iPhone Android

Se acabaron los juicios erróneos

Lo que menos me gusta de las discusiones entre los usuarios de Android y los de iOS, aparte de los insultos entre ambos, es que nunca se es justo, nunca se realizan comparaciones que de verdad puedan resultar en conclusiones. Se comparan los smartphones por sus características técnicas, y eso no tiene ningún sentido, porque funcionan en plataformas diferentes. Con un iPhone con Android, desarrollado tal y como lo desarrolla Apple, podríamos ver de verdad quién ha hecho el mejor móvil en lo que a componentes se refiere, y podríamos comparar el funcionamiento de videojuegos o de aplicaciones de una manera real, en las mismas condiciones, para así poder evaluar si de verdad es mejor uno u otro.

¿Cuáles serían sus ventas?

Ahora bien, la verdadera cuestión estaría en la reacción del mercado. ¿Cómo se recibiría un iPhone con Android? ¿Habría usuarios de iOS que comprarían este porque prefiere el sistema operativo de Google? Tendríamos las mismas posibilidades que en un iPhone de iOS, pero sin las aplicaciones de la App Store. Incluso aunque Apple no permitiera rootearlo, podría hacerse con facilidad, y los usuarios podrían realizar modificaciones en el propio aspecto de la interfaz, algo que es más complicado en iOS. ¿Esto haría que los usuarios se decantaran por Android? Nos permitiría saber si los usuarios que compran el iPhone lo hacen simplemente porque es un iPhone, o porque de verdad prefieren iOS. Sería una manera muy sencilla de saber si esos usuarios prefieren Android o iOS.

¿Qué tendría que ocurrir para que Apple lanzara un iPhone con Android?

Sin embargo, resulta complicado pensar en que esta posibilidad pueda llegar a ser una realidad. La forma de actuar de Apple nunca ha ido en esa línea, sino en todo lo contrario. Lo más probable es que no cambien su filosofía hasta dentro de bastantes años, y para ese entonces lo más probable es que Android y iOS ya no sean lo que son hoy en día, o incluso ya no existan.

La única posibilidad que existe es que Apple caiga muchísimo en ventas y en prestigio, algo así como lo que le ha ocurrido a Nokia o a BlackBerry. Esta caída les llevaría a tener que tomar decisiones radicales y optar por Android como sistema operativo sería una de ellas. No obstante, si tomamos como ejemplo precisamente a Nokia o a BlackBerry, nos damos cuenta de que estas nunca suelen optar por el enemigo antes de morir. Prefieren aguantar con su filosofía, incluso aunque eso implique morir o desaparecer, incluso cuando todo el mercado clame para que lancen un móvil con Android. En este caso, además, no ocurre. Es más, podría decirse que la mayoría de los usuarios de Android son muy reticentes a comprar un iPhone, y los de iOS nunca pedirá que su móvil tenga Android.

Aun así, resulta curioso pensar en la posibilidad de que esto pueda producirse. Grandes figuras de la ingeniería, como Steve Wozniak, lo han planteado como algo positivo. Pero no nos olvidemos de que Wozniak era ingeniero, no se dedicaba a las ventas. Precisamente, es el marketing el que manda hoy en día en las grandes multinacionales, mal que nos pese a muchos aficionados a la tecnología.