La brecha de precios entre iPhone y Android es cada vez mayor

Escrito por
Android
1

Para nadie es una sorpresa que comprar un smartphone con Android es más barato que comprar un iPhone. Sin embargo, la diferencia de precio va siendo cada vez mayor, conforme pasan los años. Básicamente, el precio medio mundial de un Android es 374 dólares más barato que el de un iPhone, nada más y nada menos.

Cualquiera de nosotros hubiera sido capaz de decir esto sin tener los datos en la mano. Sin embargo, los estudios nos dan la razón, comprar un Android es más barato que comprar un iPhone, al menos en la inmensa mayoría de los casos. Y no estamos hablando de una cantidad relativamente pequeña, sino de más de la mitad. Y sí, es cierto que ahora comprar un iPhone es más barato que comprarlo hace cuatro años, porque hay opciones más económicas para obtener un teléfono inteligente de Apple que antes no existían. Concretamente, en el año 2010, según los datos de IDC, las ventas de smartphones con iOS, o sea, de iPhone, dejaba un precio final medio de 702 dólares. Por su parte, comprar un Android costaba unos 441 dólares de media, lo que dejaba una diferencia de 261 dólares. Al año siguiente, en 2011, el precio de iPhone subió en la media hasta los 710 dólares, mientras que los Android continuaron siendo más baratos, cayendo hasta los 380 dólares, y dejando la diferencia de precio en los 330 dólares.

iPhone vs Android

El 2012 tampoco fue demasiado diferente en lo que se refiere a Android, pues el precio medio de los terminales con sistema operativo de Google cayó hasta los 320 dólares, mientras que el iPhone, que sí disminuyó en precio, siguió en una cifra bastante alta, en los 686 dólares, dejando así un escalón de 366 dólares. El año pasado se alcanzó una nueva diferencia récord. Comprar un iPhone cuesta 650 dólares, gracias a los modelos antiguos que están a la venta, y el iPhone 5c, más económico que el modelo de gama más alta. Sin embargo, el precio medio de un Android ya ha caído hasta los 276 dólares. La diferencia actual es de 374 dólares, una cifra que es realmente notable, y que nos hace darnos cuenta de lo realmente caro que puede ser comprar un iPhone. Y lo peor de todo, para Apple, es que además está quedando demostrado que por esa cifra se pueden conseguir smartphones de una gran calidad, que cumplen a la perfección con el 90% de lo que ya hacen los terminales que cuestan el doble.