El Nokia X con Android apunta al MWC, según la invitación al evento

Escrito por
Android
1

Las invitaciones enviadas a los medios para el Mobile World Congress 2014 ya se amontonan en las bandejas de correo. Sin embargo, algunas de ellas sí son relevantes, solo por la propia invitación. La de Nokia, por ejemplo, llega con cuatro flechas que, si nos fijamos bien, son una letra X. El Nokia X con Android podría ser presentado la semana que viene.

No tendríamos que irnos más lejos. Y resulta gracioso, pues parecía que este Nokia no iba a llegar nunca al mercado después de la compra de la compañía finlandesa por parte de Microsoft. Sin embargo, los planes de Redmond para Nokia son otros, o puede que simplemente fueran los planes que ya tenía Nokia antes de formalizar su venta. Sea como sea, todo apunta a que el Nokia X con Android va a ser una realidad próximamente.

Nokia X

La invitación, que es la que veis acompañando al artículo, lo único que hace es indicar la hora a la que tendrá lugar la presentación que llevará a cabo Nokia en el Mobile World Congress 2014. Las cuatro flechas que aparecen a la izquierda podrían ser simplemente infografía complementaria que no indica nada, pero lo más lógico es que no sea así. Es más, si de verdad no se plantean presentar el Nokia X, hubieran tenido mucho cuidado con no dar ningún indicio de que así podría ser.

Por otra parte, no es nada raro que las compañías den señales de lo que van a presentar en sus invitaciones. Apple, por ejemplo, siempre deja alguna frase en las invitaciones que son una clara prueba de lo que van a presentar, o que hacen referencia a alguna de las características nuevas que van a llegar con el dispositivo.

El nuevo Nokia X sería un smartphone de gama básica, que sustituiría a la gama Asha con la que contaba Nokia hasta el momento. Lo que no sabemos es si Microsoft decidirá descontinuar esta línea de teléfonos con Android ahora que se ha hecho con Nokia. Esa es una posibilidad, aunque nos inclinamos a pensar que no será así, pues habrían tenido tiempo de sobra de echar atrás el proyecto de Nokia con Android antes de que este se hiciera realidad, incluso aunque no hubieran adquirido legalmente todavía la totalidad de la compañía.