Resumen del Mobile World Congress: accesorios y mucho continuismo

Escrito por
Android
0

El Mobile World Congress, el más grande que se ha celebrado hasta la fecha, no ha sido un fracaso, de eso no hay duda, pero lo cierto es que no se ha encontrado ese vellocino de oro que sea un punto de inflexión en el mercado. Por lo tanto, el pálpito con el que se ha salido de la feria es el de un continuismo evolutivo.

Las expectativas eran altas para este Mobile World Congress, ya que dos de las grandes compañías presentaban sus terminales de referencia para este año 2014 (al menos alguno de ellos), como era Samsung y Sony. Y, la verdad, es que ambos modelos son un avance ante lo que se conocía de ellos, pero ninguno ha conseguido deslumbrar. La razón puede ser que ambos fabricantes han decidido otorgar a sus nuevos modelos Galaxy S5 y Xperia Z2 de nuevas funcionalidades por encima de mejoras tecnológicas asociadas al hardware.

Samsung Galaxy S5

Ejemplos de esto son los avances en el apartado del sonido en el Xperia Z2, muy destacable, y también elementos como la cancelación de ruido. En el caso del modelo de Samsung, destaca sobremanera el uso de las huellas digitales (el lector integrado en la pantalla sí que es una novedad), la mayor integración del control de la salud con la inclusión de un sensor a tal efecto en su carcasa trasera y, también, la protección contra agua y polvo, algo que ya era parte en los modelos de Sony). Es decir, avances… pero no innovaciones troncales.

Sony Xperia Z2

Quizá la salsa de este Mobile World Congress llega por parte de los terminales menos espectaculares: los gama media y de entrada. Esto han sido muy numerosos y, si bien no son una novedad, sí que suponen algo que ya se intuía desde la llegada del Motorola Moto G: se universaliza el poder conseguir terminales asequibles que permiten hacer de todo y que ofrecen calidad. Aquí casi todos los fabricantes están presentes, como por ejemplo LG o HTC.

Es decir, que se reducen los costes de forma significativa en modelos que ofrecen pantallas incluso de cinco pulgadas sin que tengan un precio inabordable. Por lo tanto, parece que la “miga” en el universo Android en particular está ahí… ya que los modelos de gama alta (o top) se van a contar con los dedos de la mano y, además, hasta que fabricantes como Qualcomm o Samsung no den un salto evolutivo en los procesadores (tanto en potencia como en arquitectura), no creemos que se vean grandes novedades en estos.

Imagen de la entrada al Mobile World Congress

Curiosidades a tener en cuenta

Quizá la más evidente es la que ha mostrado Nokia en el Mobile World Congress. Sus terminales con Android han supuesto todo un soplo de aire fresco. Son económicos y tiene una interfaz interesante (que recuerda mucho a Windows Phone), pero lo cierto es que sí que han supuesto una novedad. Cierto es que tienen tareas pendientes por solucionar, como por ejemplo las aplicaciones y el acceso a algunos servicios de Google, pero lo curioso de este lanzamiento es llamativo. Eso sí, una pregunta flotaba en el ambiente: ¿mantendrá Microsoft a estos dispositivos? La respuesta parece obvia…

Nokia X Familia

Otro terminal que nos ha gustado visto en el Mobile World Congress, y mucho, es el Wiko Wax. La razón de que esto sea así es que integra el procesador Tegra 4i de Nvidia (con el que ha firmado un acuerdo para Europa, por lo que el futuro puede ser interesante). Aparte de ofrecer compatibilidad con redes 4G, comprobamos que este procesador funciona a las mil maravillas con los juegos, por lo que hablamos de un terminal que se debe tener muy en cuenta y, además, a buen seguro que no sale especialmente caro. Músculo 3D, es su mejor definición.

Accesorios weareables, estrellas rutilantes

Si algo hemos sacado en claro en este Mobile World Congress es que este tipo de dispositivos tiene un futuro no bueno, sino excelente. Y la razón no es otra que muchas son las compañías que apuestan por ellos… y muchas más lo harán en un futuro. Es decir, que las pulseras y los smartwatch se pretende que sean parte de los complementos habituales de los usuarios, y todo apunta a que lo conseguirán ya que las funcionalidades de estos dispositivos son amplias y, a la vez útiles (control de la salud, notificaciones, conectividad…).

Pulsera Samsung Gear Fit

Quizá los dos modelos que llaman la atención en un primer momento son los anunciados por Samsung: Gear 2 y Gear Fit. La razón no es otra que son novedosos e incluyen el sistema operativo Tizen, poco utilizado hasta el momento pero al que se le vislumbra un futuro interesante visto cómo funciona. De estos dos a nosotros principalmente nos gustó el segundo (la pulsera), que ofrece un diseño realmente atractivo e incluye una buena cantidad de opciones de uso. El smartwatch, por su parte, es algo continuista y, por lo tanto, algo menos atractivo.

Huawei también presentó su propia pulsera, TalkBand B1, que permite al fabricante chino competir en esta gama de producto pero que tiene un diseño que habrá que ver si es bien aceptado en el mercado. Además, la SmartBand de Sony estaba en el Mobile World Congress y, la verdad, si se confirma que cuesta 99 euros este es un modelo que funciona perfectamente, muy atractivo y que tiene una gran usabilidad (incluso se puede meter en la ducha. Nos gustó mucho.

Pulsera Sony SmartBand

En definitiva, un Mobile World Congress muy divertido, con muchas novedades, lo que siempre es bueno. Sin duda los accesorios han sido las estrellas, así como los dos nuevos gama alta presentados (que han dejado claro que no hay intención de dar saltos importantes por el momento como pantallas más flexibles), aunque en lo referente a los teléfonos y phablets  queda claro que la gama media es la “niña bonita” en este momento del mercado. Quizá, después de verano esto pueda cambiar.