La pantalla QHD del LG G3 se confirma y ¿tendrá procesador “octa core”?

Escrito por
LG
1

Se acaba de conocer una pantalla de información en un benchmark que, supuestamente, pertenecería al nuevo LG G3. Concretamente hablamos del modelo D850, y se confirmaría que el terminal llegaría en esta variante con una pantalla QHD. Pero, lo sorprendente es que aparece como procesador un SoC de ocho núcleos.

De confirmase este último punto, hablamos de una noticia de lo más impactante, ya que el modelo que aparece en la captura de pantalla es el MT6595 de MediaTek, por lo que abandonaría a Qualcomm y su familia de procesadores Snapdragon (esto sería un dato más respecto a lo que se conoce últimamente de los problemas que tendría el fabricantes de SoC para mantener su liderazgo en el mercado).

El caso es que este SoC, que se espera que ofrezca un rendimiento de lo más interesante, consta de ocho núcleos. Cuatro de ellos a una frecuencia de entre 2,2 y 2,5 GHz con arquitectura Cortex-A17 y, los otros cuatro, son menos potentes ya que funcionan a 1,7 GHz y utilizan Cortex-A7. El caso es que de él se espera un rendimiento que sea capaz de competir con el Snapdragon 801 y, su GPU, es una PowerVR Rogue Series6. Un buen procesador, no cabe duda.

Posible benchmark del LG G3

En los resultados publicados aparece, de nuevo, que el LG G3 (D850) incluye un panel denominado QHD, por lo que su resolución sería 2.440 x 1.560 para unas dimensiones de 5,5 pulgadas. Por lo tanto, esto permitiría a este modelo ofrecer una densidad de píxeles de 538 ppp, por lo que sería de lo mejor que habría en el mercado sin duda alguna. Es decir, que superaría al Galaxy S5 o el nuevo HTC One.

Evidentemente no existe confirmación alguna sobre esta posibilidad, y hay que andarse con los pies de plomo al respecto ya que este tipo de imágenes pueden ser modificadas con gran facilidad, pero lo cierto es que la noticia está ahí y es bueno conocer lo que se podría estar “cocinando” respecto al LG G3. La elección del procesador de MediaTek de ocho núcleos puede deberse a costes y, también, a un retraso del Snapdragon 805 respecto a las fechas en las que se espera el nuevo teléfono de la compañía asiática.

Fuente: LGG3