Qué son los gobernadores de Android y cómo configurarlos (I)

Escrito por
Android
1

Si queremos que nuestro dispositivo Android tenga un rendimiento excepcional podemos hacer uso de varias aplicaciones, pero lo más importante es conocer qué se esconde en la tripas del sistema operativo. Aquí entran, por ejemplo, los gobernadores, una característica nada compleja y que merece la pena conocer a fondo, al igual que los planificadores.

Durante el día de ayer os ofrecimos una recopilación de las aplicaciones más interesantes a la hora de controlar la CPU de nuestro smartphone o tablet. No obstante, aunque su manejo sea muy sencillo, lo mejor es conocer qué nos ofrece cada una de las características que aparecen en estas apps, como los gobernadores y los planificadores de entrada/salida (Scheduler I/O). Hoy os ofrecemos una pequeña guía para que probéis cada uno de ellos y consigáis el mejor rendimiento con la máxima eficiencia en vuestro Android siendo root. Los gobernadores dictan cuándo el procesador debe trabajar más rápido, más lento o entrar en modo sleep (reposo), de forma que la batería no se agote mientras no estamos utilizando el terminal. Algunos de los que aparecen normalmente en este tipo de aplicaciones y pueden resultar más interesantes son los siguientes:

  • Performance: Disponible en la mayoría de procesadores. Se basa en mantener la CPU al máximo en todo momento, primando el rendimiento por encima de todo. Si utilizamos nuestro Android de forma exhaustiva y queremos siempre la mejor velocidad, este gobernador se adapta a la perfección.
  • OnDemand: Uno de los gobernadores más equilibrados ya que, cuando se necesita más potencia, la CPU aumenta la frecuencia, mientras que disminuye si deja de ser necesario.
  • Interactive: Evolución del ‘OnDemand’ donde el cambio de frecuencias es mucho más rápido, lo que nos permite aumentar el rendimiento del dispositivo Android. También existe InteractiveX, con una mejor gestión de la batería.
  • Conservative: Justo lo contrario de ‘Interactive’ ya que la respuesta es mucho más lenta, ofreciendo más inestabilidad pero un ahorro de batería mayor.
  • Powersave: Como su propio nombre indica, ahorra batería al máximo manteniendo la CPU al valor mínimo que hayamos definido.
  • Performance: Mantiene la frecuencia al máximo en todo momento. El máximo rendimiento lo encontraremos en este gobernador, eso sí, con un gasto de batería más notable.
  • Smartass: Un mapa muy utilizado en las ROMs cocinadas ya que cambia la frecuencia del procesador cuando la pantalla no está activa, manteniendo el consumo a raya hasta que volvamos a utilizar el dispositivo.
  • Smothass: Semejante al anterior, aunque más agresivo, mejorando el rendimiento.
  • Userspace: Se trata de uno de los gobernadores más adaptables, aunque para muchos usuarios resulta un ‘dolor de cabeza’ a la hora de configurarlo y conseguir el máximo rendimiento. Se deja el control a los programas en el espacio del usuario.

Ahora bien, ¿qué gobernador debemos utilizar? Lo mejor en estos casos es disponer de varios perfiles que podremos cambiar según el momento del día o las necesidades que tengamos. Así, cuando el teléfono tenga poca batería utilizaremos un mapa que establezca la velocidad de reloj mínima, algo que también podríamos hacer mientras carga el teléfono para que sea lo más rápido posible. Para conseguir el mejor rendimiento, lo aconsejable es hacer pruebas y comprobar qué gobernador se adapta mejor a nuestro Android. En mi caso, por ejemplo, utilizado principalmente performance y ondemand, variándolos según requiera más o menos potencia. Además, tengo 3 perfiles activos: carga, utilizando siempre la máxima frecuencia para conseguir el mejor rendimiento; pantalla apagada, donde el valor máximo lo he disminuido desde los 1,5 GHz hasta los 988 MHz –con un gobernador ondemand-; y batería baja, en el que cuando alcanza el 12%, disminuyo la frecuencia al mínimo y activo el gobernador powersave. Si os interesa conocer qué son los planificadores de entrada/salida, otro de los aspectos más importantes para conseguir la máxima eficiencia, no os perdáis la segunda parte.