¿Qué novedades podrían llegar gracias al grafeno y Samsung?

Escrito por
Samsung
0

Pocos avances tan importantes como el que podría traer el grafeno se han llevado a cabo en la historia de la tecnología. Y es que, el uso del grafeno no solo sería un ligero avance en lo que hoy conocemos, sino que cambiaría completamente la base en la que se ha trabajado durante tantos años. El silicio, el material que da nombre a Silicon Valley, podría pasar a ser parte del pasado. Y todo por culpa de Samsung.

Los beneficios del grafeno como material de fabricación son muchísimos. Es un material con una altísima resistencia, es un material con una altísima conductividad, y además es un material que es muy flexible. Tiene todo lo que se necesita para avanzar en el mundo de la tecnología, salvo una cosa, que hasta el momento no era fácil ni barato producirlo. Y decimos hasta el momento porque Samsung habría encontrado la manera de producir grafeno a gran escala. Y aunque es probable que este sistema todavía sea más caro que producir silicio, podría cambiar para siempre el mundo de la tecnología. El nuevo sistema de síntesis del grafeno se ha desarrollado en colaboración la Universidad Sungkyunkwan. El objetivo de Samsung, según han anunciado, es producir grafeno en masa y comercializarlo cuanto antes.

Grafeno

Un material único

En el año 2004 se consiguió aislar el grafeno, y aquello supuso el inicio de algo que hoy en día podría marcar un antes y un después. Y es que, el grafeno es un material con unas propiedades únicas. ¿Por qué hablamos del grafeno como si pudiera cambiar el mundo de la tecnología? Por esto:

  • Es un material 100 veces más resistente que una lámina de acero del mismo espesor, si es que pudiera existir. Los smartphones resistentes al agua están ahora de moda, pero lo cierto es que el grafeno sería un material perfecto para evitar que el smartphone se pudiera dañar ante un golpe.
  • Es muy flexible y elástico. Perfecto para crear dispositivos que puedan doblarse. Y no hablamos simplemente de los Galaxy Round, o del LG G Flex, sino smartphones que puedan ser totalmente plegados sin que haya ningún problema para el teléfono.
  • Es transparente. Ideal para utilizarlo con pantallas, o con smartphones transparentes. Uno de los problemas de los smartphones transparentes que hoy en día se intentan fabricar es que al final siempre tiene que haber un procesador, o una batería, o cualquier otro componente, que impide que el teléfono sea completamente transparente.
  • Conductividad. Esta propiedad es probablemente la más destacable, pues es la más necesaria de todas. El grafeno es un material con una alta conductividad términa y eléctrica, lo que lo convierte en una alternativa al silicio, que durante tanto tiempo ha estado presente en el mundo de la tecnología. De hecho, la región de Estados Unidos en la que las grandes compañías tecnológicas pasaron de la nada a multinacionales se denomina popularmente Silicon Valley (valle del silicio).
  • Es un material muy ligero, tanto como la fibra de carbono, aunque es material más flexible que esta.
  • Un menor efecto Joule hace que se caliente menos al conducir los electrones, lo que lo convierte en un material perfecto para la fabricación de componentes electrónicos de smartphones y ordenadores, donde se precisa el menor calentamiento posible.
  • Consume menos electricidad que el silicio, por tanto, se aumenta la eficiencia.
  • Repele el agua de manera natural, lo que también hace que sea un material ideal para los smartphones, ahora que se están lanzando tantos que son resistentes al agua.
  • Es autorreparable. Cuando una lámina de grafeno se daña, esta es capaz de atraer átomos de carbono cercanos para reparar las zonas dañadas. Tengamos en cuenta que esto ocurre porque el grafeno tiene una estructura muy precisa.
  • Es el material más duro que existe. Incluso supera la dureza del diamante.

¿Cuándo llegarán los primeros móviles con grafeno?

Probablemente, dentro de bastante tiempo. No vamos a ver móviles completamente fabricados con grafeno hasta que no hayan pasado unos pocos años. Por otro lado, ahora que ya se cuenta con un sistema para fabricar grafeno a mayor escala, lo más probable es que se comience a trabajar con prototipos. No sería nada raro, eso sí, que en uno año viéramos los primeros componentes fabricados con grafeno, que pondrían la primera piedra de lo que en el futuro podría ser un edificio sólido. Sin embargo, con la gran inversión de las compañías como Samsung, lo más probable es que una vez que se hayan comprobado los beneficios prácticos del grafeno, se realicen grandes avances rápidamente para aplicar todo lo aprendido sobre el grafeno a todos los componentes de los smartphones. De momento, lo más interesante será comprobar las diferencias de eficiencia entre los procesadores de silicio y los de grafeno, que podrían suponer un punto y aparte en el mundo de la tecnología.