Android fue creado para botones físicos, no para pantallas táctiles

Escrito por
Android
0

Es increíble lo que va a dar de sí el juicio entre Apple y Samsung. La compañía surcoreana ha querido contar con Google para su defensa, y Google ha accedido a ayudar a los surcoreanos. Gracias a ellos, nueva información sobre el origen de Android ha aparecido. Para empezar, el sistema operativo fue creado para teléfonos con botones físicos, no pantallas táctiles, hasta que llegó el iPhone.

Ya sabíamos que en los planes de Google estaba el luchar contra Windows Mobile, que en aquel momento era el sistema operativo más potente para teléfonos. Creían que habían creado algo muy bueno. Pero entonces se presentó el iPhone, y todo tuvo que cambiar en Android. Sin embargo, esa historia no explica cómo era Android inicialmente, solo que tuvo que cambiar por completo con la llegada del teléfono de Apple. Ahora podemos saber cuál era la dimensión de esos cambios. Android no se creó para teléfonos con pantallas táctiles, sino para teléfonos con botones físicos.

Android Logo Roto

Así lo ha confirmado Google en el juicio. Si es cierto, según indican, que también iba a dar soporte a pantallas táctiles. No obstante, queda patente que el objetivo de la compañía no fue lanzar lo que hoy conocemos como un smartphone, sino un teléfono más convencional. Aunque no fue el único cambio. Android se iba a basar en Linux 2.6, aunque iba a utilizar el sistema de archivos FAT32 de Microsoft. En aquel tiempo pensaron que sería la mejor forma de combatir contra los de Redmond, aunque aquello iba a suponer tener que pagar a la empresa de Bill Gates. Después del lanzamiento del iPhone, decidieron cambiar de opinión, y muchos cambios tuvieron lugar en Android.

Lo que queda muy claro es que lo más probable es que Google se copiara de iOS para crear Android, o al menos, se inspirara. Pero lo cierto es que hoy en día nadie puede decir que ha creado algo totalmente nuevo, ni siquiera Apple. Es más, incluso la empresa de Cupertino ha copiado características de Android y de Samsung en los tiempos más recientes. Quizás el problema esté en que las compañías se estén demandando por ello, en lugar de aceptar que ninguna ha creado algo totalmente original, o algo totalmente inmejorable. Ese camino solo llevaría a productos de peor calidad, pues nunca unos podrían imitar a otros.