Samsung, Apple, y el curioso caso de las selfies

Escrito por
Samsung
0

El marketing juega un papel esencial en el éxito de cualquier producto. No es que Apple haya hecho durante años los mejores productos del mundo, que pudiera ser, es que los ha vendido muy bien. No es que CocaCola sea la mejor bebida del mundo, es que no hay otra que aparezca en anuncios que nada tenga que ver con bebidas. Y ahora es Samsung la que ocupa el lugar del rey del marketing.

Y no hablamos por hablar, queremos centrarnos en algo muy concreto que ha ocurrido recientemente. Seguro que todos estaréis al tanto de la fotografía de los Oscar, en la que el smartphone utilizado para la selfie era un Samsung. Si alguien piensa que el que se usara un Samsung era casualidad, está muy equivocado. Hay una publicidad que tiene una efectividad mucho mayor que todas las demás, y es la denominada como publicidad contextual. Si un superhéroe aparece en una película con un Sony, es que los Sony son buenos móviles. Si Alberto Contador lleva una bicicleta Specialized, es que esta marca tiene que ser una de las mejores. Si Rafael Nadal lleva una raqueta Babolat, es que tiene que ser la mejor de todas. Ese tipo de publicidad tiene un efecto mucho más impactante en los usuarios que los anuncios que vemos en la televisión. No obstante, ni todos los móviles Sony son los mejores, ni todas las bicicletas Specialized son las mejores, ni todas las raquetas Babolat son las mejores. De hecho, lo más normal es que la calidad de estos productos, en sus gamas más básicas, sea peor que la de productos del mismo precio de marcas menos conocidas.

En cualquier caso, en lo que nos queremos centrar es en cómo ha cambiado la visión de Samsung y Apple por unas pocas acciones de marketing. Antes Apple era sinónimo de calidad. Ahora lo es Samsung. La selfie de los Oscar fue capturada con un Samsung Galaxy Note 3, al igual que la selfie en la que aparecía el presidente Barack Obama. Por cierto, el hecho de que fuera Samsung, y probablemente, fuera una movimiento publicitario, no gustó nada en la Casa Blanca, que debería mantener mejor relación con Apple, por ser americana, que con Samsung, que es surcoreana. Pero es que, para colmo, aparece la noticia de una paliza a un joven grabada con un iPhone.

Samsung Galaxy Note 3 vs iPhone 5s

Hay agencias de marketing que se dedican, tanto a promocionar una marca como a desprestigiar a otra. No queremos pensar en ningún momento que una agencia ha sido la responsable de la paliza, pero no hay duda de que el desprestigio que Apple está sufriendo recientemente tampoco es algo casual. Si no con casos tan graves, sí con otros detalles de menor importancia que demuestran que Apple ha perdido relevancia. Cada vez son menos los participantes de programas de televisión que llevan un iPhone, y cada vez son más los que llevan un Samsung Galaxy Note 3. ¿También es casualidad que lleven el smartphone de mayor tamaño? No nos extrañemos al saber que Samsung regala smartphones a ciertos personajes. Es algo común en todas las empresas tecnológicas, y además, sale gratis en este caso.

No es gratis que sea LeBron James el que aparezca en anuncios con un Samsung Galaxy Note 3. Pero eso forma parte de captar a nuevos usuarios. Estrellas como LeBron llevan Samsung, ¿por qué no lo iban a llevar otros personajes? Ese es el razonamiento con el que quieren convencer a todos los demás, sin tener que pagarles. Ya gastan suficiente en determinados casos.

Apple decide contratar a más agencias

Apple ha sido una empresa que siempre se ha destacado por sus anuncios, por sus presentaciones, por sus productos que siempre parecían ser de un nivel superior. Sin embargo, ahora parece haber perdido ese lugar. Y es lo que les ha llevado a contratar con nuevas agencias de publicidad. No es que vayan a abandonar las anteriores agencias, sino que van a aumentar el número de agencias con las que trabajan. ¿Y todo por qué? Por superar a Samsung, una compañía que, sin que nadie llegara a creerlo, ha conseguido vencer a Apple en su campo.

Y decimos en su campo, porque los smartphones de Samsung tampoco es que sean nada sobresaliente. Sí es verdad que el Samsung Galaxy S5 y el Samsung Galaxy Note 3 son teléfonos de una calidad altísima. Pero lo cierto es que no ocurre lo mismo con la gama básica de Samsung, mucho más básica que la de otras compañías menos conocidas como Huawei o Motorola, y más caras. Pero lo cierto es que, al final, con unos precios y una calidad parecida a Apple, Sony, LG y HTC, Samsung ha conseguido muchos más éxitos. Todo es una cuestión de marketing, además de un mínimo de calidad en las gamas más básicas, y algunos buques insignia de alto nivel.