Samsung lanzaría pronto su smartphone con Tizen en Rusia e India

Escrito por
Samsung
0

Está claro que Samsung está trabajando en su sistema operativo Tizen, sobre todo teniendo en cuenta el gran interés que tiene en éste con el fin de desarrollar aplicaciones interesantes para los usuarios. Tras años de espera, Samsung parece tener casi listo su smartphone de gama alta con Tizen, lanzándose inicialmente en Rusia e India.

Aunque éste no sería el primer dispositivo con Tizen –recordemos que, por ejemplo, los últimos relojes inteligentes de Samsung, Gear 2 y Gear 2 Neo, vienen acompañados por este sistema operativo-, lo cierto es que existe una gran expectación alrededor de su primer smartphone. Desde hace tiempo se conoce que el fabricante está trabajando en un terminal premium, pero no ha sido hasta ahora cuando el Wall Street Journal ha conseguido a través de supuestas fuentes fiables, conocer el estado actual de su desarrollo.

Tal y como apuntan en el periódico, Samsung preparará un evento en Moscú en las próximas semanas, algo muy similar a lo que ya han utilizado para la presentación de todos sus buques insignia, los conocidos como “Unpacked”. Además, este evento podría unirse en el tiempo con la conferencia de desarrolladores que tomará lugar en Junio en la ciudad de San Francisco, donde la Asociación Tizen hablará sobre el estado actual del sistema operativo y del interés de los desarrolladores por éste.

El primer smartphone Samsung con Tizen OS se enfrenta a los benchmarksA pesar de la ambición de Samsung por Tizen, parece bastante complicado que la compañía acabe con la “dependencia” de Android para cambiar de plataforma bruscamente. La realidad es que el fabricante vende millones de dispositivos basados en Android en cada uno de los trimestres y gana miles de millones de dólares como resultado, por lo que el cambio “mataría” a la gallina de los huevos de oro.

Puede que ya esté planificado, pero el smartphone con Tizen se ha visto retrasado en varias ocasiones. No obstante, como ya hemos dicho, esta parece ser la definitiva, y llegaría a los mercados ruso e indio para comprobar si Tizen se vuelve popular y expandir así su sistema operativo a otros mercados más “desarrollados”.