Comparativa: Samsung Galaxy S Tab 8.4 frente al Apple iPad mini Retina

Escrito por
Samsung
0

Ya es oficial el Samsung Galaxy S Tab 8.4, un tablet que llega con una pantalla tipo SuperAMOLED de una resolución de nada menos que 2.560 x 1.600. Pues bien, comparamos a este dispositivo con su gran rival en el mercado, el Apple iPad mini con pantalla Retina (2.048 x 1.536) que, eso sí, tiene un panel de 7,9”.

Lo primero que hay que decir al comparar estos dos tablets que, más allá de la resolución de ambos paneles -superior por poco en el modelo de Samsung-, se debe indicar que al incluir un nuevo panel el Samsung Galaxy S Tab 8.4, la diferencia en lo que se refiere a la calidad de imagen ya no es lo que era a favor del modelo de Apple. Por lo tanto, aquí se han reducido la “distancia” hasta poder decir que, sobe el papel, hay un empate técnico (aunque bien es cierto que en lo referente al consumo los paneles SuperAMOLED son algo mejores que los Retina de Apple).

Lo siguiente que normalmente se compra son el procesador y la memoria que incluyen los dispositivos. Dejando a un lado el sistema operativo, que no es comparable ya que no es el mismo, hay que decir que en lo referente a los componentes hardware, el Samsung Galaxy S Tab 8.4 supera al Apple iPad mini con pantalla retina. Por ejemplo, el componente que integra el modelo de la compañía coreana puede ser un Exynos 5 de ocho núcleos (1,9 y 1,3 GHz) o un Snapdragpn 800 a 2,3 GHz. Mientras el dispositivo de Apple integra un A7 de doble núcleo a 1,3 GHz. Es decir, que no hay color.

Nuevo tablet Samsung Galaxy S Tab 8.4 con Android

En cuanto a la memoria, hay que decir que el modelo de Samsung integra 3 GB de RAM, mientras que el iPad mini con pantalla Retina se queda en 1 GB. De nuevo, victoria para el primero. Por cierto, en el almacenamiento y hay que decir que, como es habitual, la posibilidad de utilizar tarjetas microSD está sólo presente en el Samsung Galaxy S Tab 8.4 (que tiene variantes con 16 o 32 GB internos), mientras que el tablet de Apple dispone de opciones con memoria que va desde los dieciséis hasta los 128 GB.

Tablet iPad mini con pantalla Retina

Otras cuestiones a valorar

Por ejemplo, en el apartado de la conectividad se puede decir que ambos modelos quedan más o menos empatados, ya que ofrece acceso a redes 4G, WiFi y Bluetoth. Por lo que no hay grandes diferencias. Eso sí, hay que destacar la inclusión de un emisor de infrarrojos en el nuevo modelo de Samsung.

Lateral del Samsung Galaxy S Tab 8.4

Otro apartado en el que supera el Samsung Galaxy S Tab 8.4 al iPad mini Retina es en el de las cámaras, ya que en el apartado del sensor trasero el primer modelo incluye un componente de 8 megapíxeles por los cinco del modelo de Apple. Además, la cámara delantera también es mejor en el nuevo terminal, ya que la incluida es de 2,1 Mpx por 1,2 de su rival en el mercado.

Varios iPad mini con pantalla Retina

Las dimensiones globales no son comparables, ya que los paneles no son parejos, pero en el grosor se aprecia una diferencia clara: el iPad mini llega a los 7,9 milímetros, mientras que el Samsung Galaxy S Tab 8.4 sólo alcanza los 6,6. Por cierto, el peso también es inferior en el tablet de la compañía coreana, ya que este en el peor de los casos tiene 298 gramos por los 341 de su competencia directa.

En cuanto al software, y teniendo en cuenta que esta no es una comparativa de sistema operativos, hay que decir que en el Samsung Galaxy S Tab 8.4 se incluye una buena cantidad de aplicaciones y herramientas adicionales que le hacen no tener que envidiar a ningún modelo, incluido el iPad mini Retina. Por ejemplo, posibilidades como Ultra-Power Saving apra ahorrar batería, desarrollos como Kick o la inclusión de pack Galaxy Gifts (con infinidad de añadidos), hacen que se le pueda sacar partida a este modelo y que se suministre con un buen conjunto de “regalos” en forma de aplicaciones.

Colores del Samsung Galaxy S Tab 8.4

La verdad es que parece que Samsung ha revisado las características del modelo de Apple para irlas superando una a una, excepto en la pantalla donde el empate técnico es evidente pero ciertamente lo que se ha conseguido es que el panel Retina ya no sea tan diferencial en el mercado de los tablets con la inclusión del SuperAMOLED en el Samsung Galaxy S Tab 8.4. Sin duda, este nuevo dispositivo es uno de los mejores que hay en su segmento del mercado, de so no cabe duda alguna.