El Samsung Galaxy S5 LTE-A se desvela y llega con una resolución QHD

Escrito por
Samsung
0

El terminal de Samsung con pantalla QHD era un secreto a voces que llegaría al mercado, y el día de su lanzamiento oficial ha llegado. El nombre es Samsung Galaxy S5 LTE-A (también conocido hasta la fecha como Prime) y se despliega con notables mejoras respecto al modelo que existe en la actualidad.

Quizá uno de los apartados que más llaman la atención de este nuevo terminal es su pantalla de 5,1 pulgadas. Se mantiene como tipo SuperAMOLED pero, como hemos indicado antes, con una resolución muy superior a la actual Full HD del Galaxy S5. EL panel ofrece 2.560 x 1.440, por lo que es 2K y compite de tú a tú con el LG G3, ya que alcanza una densidad de píxeles 576 ppp. Es decir, que su definición es excelente.

Pero aquí no acaban las novedades del Samsung Galaxy S5 LTE-A, ya que el procesador también ha variado, y este pasa a ser un Snapdragon 805 de cuatro núcleos que funciona a una frecuencia de 2,5 GHz en cada uno de sus “cores”. Esto, además, trae un añadido adicional que está mencionado en la propia definición del dispositivo: la conectividad LTE-A. Esta ofrece un acceso a datos mucho más rápido, ya que se sitúa en los 225 Mbps (pero restringe su uso a regiones donde esta opción está ya disponible, como es Corea de Sur).

Imagen del nuevo Samsung Galaxy S5 LTE-A

Otros apartados en los que se han incluido avances son en el de la memoria, tanto RAM como de almacenamiento interno. En el primero de los casos esta asciende a 3 GB, por lo que aumenta en uno frente al Galaxy S5 original (eso sí, la efectividad de este añadido es cuestionable, aunque ciertamente es posible que sirva para que la interfaz de usuario TouchWiz funcione con mayor fluidez). En cuanto al almacenamiento interno, esta es de 32 GB y, eso sí, se puede aumentar esta con tarjetas microSD de hasta 128 GB.

Con Android 4.4.2

Pues sí, pese a lo que se esperaba, el Samsung Galaxy S5 LTE-A no llega con Android 4.4.3, y se queda con la versión anterior de KitKat como sistema operativo. Esto no significa que el funcionamiento sea malo y, si se tiene en cuenta que en el nuevo desarrollo se han encontrado algunos “bugs”, ciertamente parece que es mejor esperar a que estos sean solucionados.

Otras especificaciones que se deben tener en cuenta del nuevo Samsung Galaxy S5 LTE-A y que demuestran que es un terminal realmente potente y atractivo, son las siguientes:

  • Cámara trasera de 16 megapíxeles y frontal de 2,1 Mpx
  • Batería de 2.800 mAh
  • Resistencia al agua y polvo (IP67)
  • Lector de huellas integrado en la cámara
  • Sensor biométrico trasera para el ritmo cardiaco

Aunque el nombre no lo indique, bien parece que este que este Samsung Galaxy S5 LTE-A es en realidad el modelo Prime tan esperado, ya que tanto su pantalla como procesador así lo indicarían. Su llegada al mercado en Corea todo hace indicar que se producirá antes de que acabe este mes, teniendo un coste de 900 dólares (lo que al cambio son unos 710 euros). Los colores, por lo que se ha indicado serán variados y el azul, blanco y negro son de la partida.

Fuente: Cnet