MediaTek se apunta a los wearables con el nuevo procesador MT2502

Escrito por
Android
0

Está claro que los wearables son uno de los dispositivos más interesantes que podemos encontrar este año y por ello, todas las compañías importantes están desarrollando (o han desarrollado) sus propios relojes o pulseras. En el caso de MediaTek, el famoso fabricante de chipsets, acaba de lanzar su nuevo procesador low-cost MT2502 especialmente diseñado para wearables.

Normalmente cuando hablamos de terminales de bajo coste, sobre todo los procedentes de china, el 90% de estos tienen como procesador principal uno de la marca MediaTek. Lo cierto es que este fabricante taiwanés ha conseguido posicionarse como uno de los mejores, justo por detrás de Qualcomm, gracias a su agresiva política de precios y la buena calidad de sus chipsets –a pesar, eso sí, de los distintos problemas de compatibilidades que podemos encontrar en ellos-.

Tras varios años en los smartphones y las tablets, MediaTek ya ha decidido su próximo movimiento y como no podía ser de otra manera está dirigido a los wearables y, en concreto, a los smartwatches. La compañía acaba de lanzar el LinkIt Aster MT2502, un procesador de bajo coste para los relojes inteligentes de gama de entrada. Este procesador ofrece una velocidad de reloj máxima de 260MHz y es capaz de bajarla hasta los 26MHz para ahorrar energía y por tanto, aumentar la autonomía de los smartwatches.

El nuevo chipset MT2502 integra todo tipo de conexiones y componentes: MCU, PMIC, Bluetooth, Memoria y Modem. Todo ello en un barato y pequeño chip que corre una distribución del sistema operativo en tiempo real RTOS Nucleus. Combinado con una batería adecuada de alta capacidad, el MT2502 de MediaTek puede conseguir una autonomía de hasta 4 días con una sola carga, por lo que es realmente interesante para los relojes inteligentes.

Por ahora, el procesador soporta pantallas de hasta 320 x 240 píxeles de resolución, más que suficiente para este tipo de dispositivos. Si bien no es uno de los procesadores más potentes que podemos encontrar en el mercado, resulta perfecto para wearables, aunque eso sí, esperamos que el chipset no lleve consigo todos los problemas de sus hermanos mayores, sobre todo los relacionados con el GPS y el seguimiento.

Ahora solo nos queda esperar a que algún fabricante chino comience a ofrecer smartwatches con estos procesadores de bajo coste y comprobar si realmente son una buena alternativa para los ya conocidos Samsung Gear Live y LG G Watch.

Vía Gizchina