¿Cómo tendrían que ser los smartphones de gama baja-media?

Escrito por
Android
0

El mundo de los teléfonos inteligentes avanza a pasos agigantados. Con el paso de los años, hemos visto cómo las compañías han ido lanzando smartphones de diferentes gamas, triunfando principalmente en el mercado de los teléfonos inteligentes de gama media y gama básica. No obstante, ¿están los fabricantes lanzando los smartphones de gama básica y gama media que deberían? ¿Cómo deberían ser en realidad los smartphones de gama baja-media?

Teléfonos equivocados

Lo cierto es que las compañías no están lanzado los smartphones que deberían lanzar. Y eso lo vemos en diferentes casos. Cada una de las compañías decide lanzar un smartphone de gama media a su manera. Por ejemplo, hay compañías que creen que el teléfono inteligente de gama media debe prescindir de especificaciones técnicas pero tener una cámara de gran calidad. ¿De verdad es necesaria una cámara de gran calidad en un smartphone de gama media, teniendo en cuenta que tampoco contaremos con una cámara que sea como la de los teléfonos de gama alta? Otras compañías optan por darle al smartphone de gama media el mismo nombre que al smartphone de gama alta, e incluso le dan el mismo diseño. Eso puede estar genial siempre y cuando se conserven las especificaciones técnicas que deberían tener los smartphones de gama media, algo que es imposible si se utilizan los mismos materiales de construcción que para el smartphone de gama alta. En apariencia, los usuarios creen que es un móvil parecido al de gama alta, pero lo cierto es que es todo lo contrario. Y por último, hay fabricantes que no entienden que el sistema operativo que instalan en el smartphone de gama alta y va también no funciona tan bien en los teléfonos inteligentes de gama media. Estas compañías, eso sí, venden muchísimos smartphones.

Motorola Moto G

¿Cómo tendría que ser el smartphone de gama media perfecto?

Hay ejemplos de smartphones de gama media que son perfectos. Sin embargo, nos vamos a centrar en las especificaciones técnicas y características con las que tendrían que contar los smartphones de gama media. Y es que, un teléfono inteligente de gama media no tiene que destacar en absolutamente nada, pero sí tiene que funcionar bien. O sea, ver que un smartphone se promociona como que es el teléfono inteligente económico con mejor cámara del mercado, es un indicativo de que algo en ese smartphone no está bien. Lo imprescindible en cualquier smartphone de gama media debe ser que cuente con un sistema operativo que funcione a la perfección, y hablamos de la ROM y la interfaz de usuario. Si el teléfono inteligente cuenta con una interfaz de usuario muy pesada que ralentiza el terminal, ya no vale para nada. Nos habremos gastado una cantidad de dinero considerable, que podríamos haber gastando en un smartphone que funcionara mucho mejor. Y es que, no hay nada peor que tener un móvil con una gran cámara, que no funciona bien y que al intentar ejecutar la cámara para tomar una fotografía, nos dice que se ha cerrado la aplicación cámara.

El equilibrio es la clave

Al final, todo es una cuestión de que el smartphone sea lo más equilibrado posible. Debe contar con una memoria interna que esté al nivel de la cámara con la que cuenta. La memoria RAM debe ser de un nivel correspondiente a las aplicaciones que podrá ejecutar el procesador.

Un smartphone de gama media con un equilibrio perfecto es el Motorola Moto G, que por cierto, es el smartphone más vendido en la historia de Motorola. Se trata de un teléfono inteligente con un precio de 180 euros, y que tiene un funcionamiento perfecto. Todo se debe a que cuenta con una versión de Android limpia, sin personalizaciones. También a que el procesador que lleva es, dentro de lo que cabe, de buena calidad, al tratarse de un Qualcomm Snapdragon 400 de cuatro núcleos. Dentro de la gama media, es de lo mejor. Y la cámara, eso sí, es de cinco megapíxeles. No es de gran calidad, es cierto, pero suficiente como para capturar fotografías que enviar a nuestros amigos y familia. Tampoco cuenta con una pantalla Full HD, pero es de alta definición, y es de buena calidad. Al final, Motorola prescinde de los componentes de excelencia, para conseguir un equilibrio perfecto, y con un precio muy bueno. Es un ejemplo para el resto de los fabricantes.