Análisis: Kingston MobiLite Wireless G2, un router móvil de gran utilidad

Escrito por
Accesorios
0

Llega el verano y se va de un lado a otro constantemente, incluso por periodos largos de tiempo. Y, por lo tanto, puede ser una buena idea el poder llevar un router portátil que, además, permite el uso combinado con un módem 3G para así estar siempre conectado. Pues esto es lo que ofrece el Kingston MobiLite Wireless G2.

Lo cierto es que una de las primeras sorpresas que nos llevamos al comenzar a utilizar este dispositivo son sus dimensiones, apenas ocupa más espacio que un teléfono móvil, algo más grueso, eso sí, pero la verdad es que permite incluso llevarlo de un lado a otro en el bolsillo del pantalón. Un detalle interesante en lo referente al diseño –que utiliza como material de fabricación el plástico- es que en el frontal es donde está el botón de encendido y, además, unos útiles LEDs de información del estado en el que se encuentra el Kingston MobiLite Wireless G2.

Las conexiones físicas que tiene el accesorio son las siguientes: una microUSB, que sirve para la recarga de la batería que integra (de nada menos que 4.640 mAh); una ranura para tarjetas SD –se incluye un adaptador para modelos microSD-; un puerto RJ-45 para poder ser conectado a routers por cable; y, también, una conexión USB “normal” que es donde se conecta el módem 3G de querer utilizarlo e, incluso, es posible recargar teléfonos o tablets.

Pero, además, también el Kingston MobiLite Wireless G2 incluye conectividad WiFi, creando su propia red, a la que se conectan los dispositivos para poder acceder a todos los servicios que ofrece el accesorio: contenidos de las tarjetas o el acceso a Internet, por poner un ejemplo. Por cierto, que en este apartado la seguridad está bien cubierta, ya que ofrece compatibilidad con WPA2 y, en cuanto al estándar utilizado, este es el 802.11 g/n.

Router móvil Kingston MobiLite Wireless G2

Un buen funcionamiento

En cuanto a las pruebas y experiencia de uso que ofrece el Kingston MobiLite Wireless G2, tenemos que decir que al utilizarlo todo resulta bastante sencillo y responde a las expectativas. Por ejemplo, una vez que se conecta a la red inalámbrica generada, el acceso a los contenidos de las tarjetas SD es de lo más rápido. Tanto es así que es posible reproducir incluso vídeos en Alta Definición (lo que demuestra que la velocidad es adecuada). Por cierto, es posible utilizar el almacenamiento del dispositivo para guardar las fotos que se hacen con las cámaras, por lo que es una “carretera de dos direcciones”.

Lateral del router Kingston MobiLite Wireless G2

Aparte, la autonomía es amplia, ya que sin apagarse y con un acceso continuado conseguimos llegar a las 12 horas y 34 minutos, lo que nos parece más que suficiente para dar servicio a los usuarios tanto para navegar a Internet como para realizar trabajos algo más profesionales. Excelente en este apartado.

En cuanto a la conexión con routers mediante el puerto RJ-45, hay que decir que si el primero dispone de conexión a Internet de forma nativa o mediante un módem, todo resulta muy sencillo… inocuo par el usuario habría que decir, ya que automáticamente se puede acceder a Internet (esto, incluso es posible mediante WiFi, aunque el proceso es algo más complicado).

LEDs del Kingston MobiLite Wireless G2

Configuración, existen dos posibilidades

Este es el último apartado que valoramos, ya que hay posibilidades que se deben configurar para poder ser utilizados con el Kingston MobiLite Wireless G2. Un ejemplo de esto es cuando se conecta un módem USB 3G, donde hay que especificar datos como el APN o usuario y contraseña. Pues bien, hay que decir que el dispositivo se puede gestionar mediante su propia dirección IP en el navegador, lo que ya es positivo y resulta bastante sencillo.

Pero, la verdad, es que lo mejor es usar una aplicación para los terminales Android, llamada MobileLite (enlace) que, además de permitir esto, p0sibilita acceder a los contenidos almacenados en el Kingston MobiLite Wireless G2 por tipos (imágenes, música, etc.). El caso es que con esta se acceden a todos los parámetros del accesorio, incluido el mencionado módem 3G (aunque, todo hay que decirlo, las opciones son muy básicas y la compatibilidad no es total). Incluso, se pueden establecer redes WiFi predeterminadas para que sean utilizadas en forma de espejo para acceder a Internet y, también, conocer el nivel de carga de la batería.

Aplicación apra el Kingston MobiLite Wireless G2 Opciones configuración APN del Kingston MobiLite Wireless G2

Lo cierto es que el Kingston MobiLite Wireless G2 nos ha parecido un accesorio muy útil para estar conectado de un lado a otro y, además, todo con unas dimensiones reducidas (y un peso de sólo171 gramos) y con una sencillez de manejo de lo más destacable.  Como hemos dicho, este es sin duda un excelente compañero de viaje que se puede considerar como una “navaja suiza” de los routers portátiles.