Cambia las opciones de ubicación en tu Android según tus necesidades

Escrito por
Trucos
0

Que un terminal Android tenga activadas las opciones de ubicación puede resultar positivo para que las aplicaciones puedan ejecutarse de la forma más óptima posible. El caso es que en ocasiones lo mejor es configurar a mano estas, ya que no se desea que las localizaciones se conozcan o, simplemente, para ahorrar batería.

Los terminales Android disponen en casi su totalidad de GPS integrado y, desde hace un tiempo, Google ha incluido en su sistema operativo la posibilidad de establecer localizaciones utilizando redes WiFi o de datos. Estas son muy utilizadas en la actualidad, más allá de la ejecución de navegadores, ya que de ella depende por ejemplo que las tarjetas en Google Now sean más precisas o, simplemente, que en las fotografías se pueda guardar el lugar en el que se han hecho.

Lo cierto es que esto es beneficioso, pero no siempre se desea que el dispositivo establezca el lugar en el que se está o, simplemente, no se quiere que la precisión sea la mayor ya que esto significa un mayor consumo de energía -y, por lo tanto, la autonomía se reduce-. Pues bien, os vamos a indicar cómo se utilizan las opciones de ubicación que tienen los terminales Android (tomaremos como base la versión KitKat).

Configuración de opciones de ubicación Litados de aplicaciones que utilizan las opciones de ubicación

Las tres opciones de precisión existentes

Como ya hemos indicado antes, es posible establecer diferentes grados de precisión al utilizar las opciones de ubicación. Hay que decir que para acceder a las tres opciones disponibles es necesario acceder a los Ajustes del terminal y buscar el apartado denominado Ubicación.  A continuación, es necesario pulsar en Modos (puede que el nombre varía en algunos dispositivos con interfaz de usuario personalizada). Estas son las posibilidades existentes:

  • Precisión alta: como es lógico pensar, es la más eficiente de todas, y también la más “tragona” en lo referente al consumo. El terminal tiene acceso a todas las posibilidades que tiene por hardware, como son el GPS y las redes inalámbricas. Esta configuración es demandada por algunas aplicaciones y, si se tiene  que activar, es recomendable pasar posteriormente de forma manual a otra que sea menos exigente respecto a la energía.
  • Ahorro de energía: mucho menos precisa, pero es la que conserva de la mejor forma posible la carga de la batería. Con esta opción sólo se utilizan las redes WiFi y la conectividad de datos para conseguir una ubicación. Para creaciones como Google Now es más que suficiente, pero por ejemplo Maps no funciona de la mejor forma posible, ya que necesita del GPS para conseguir exactitud. Es la más recomendable si no se tiene una exigencia grande a la hora de establecer las opciones de ubicación.
  • Sólo GPS: no hay duda alguna de lo que se consigue con la tercera posibilidad, ya que se utiliza el GPS para establecer el lugar en el que se encuentra el terminal. Es bastante precisa, todo hay que decirlo, pero en ocasiones es lenta en encontrar el lugar, ya que depende de la cobertura GPS. Ideal para cuando se está utilizando el terminal Android como navegador, es algo exagerada en el consumo, por lo que es recomendable dejar de utilizarla cuando no es necesaria su precisión.

Como se ha podido ver, existen posibilidades para configurar las opciones de ubicación por parte del usuario, y así que la configuración de estas sea la adecuada. Además, no se debe olvidar que en el apartado Ubicación también hay un listado de las aplicaciones que utilizan este tipo de localización, lo que también es positivo ya que esto también permite poder controlar los accesos.

Otros trucos para tu terminal Android pueden encontrarlos en el siguiente apartado de AndroidAyuda. A buen seguro que con ellos podrás configurar  tu teléfono o tablet de la mejor forma posible.