Google ya trabaja para adaptar Android a Project Ara

Escrito por
Google
0

Project Ara es uno de los proyectos más innovadores que se encuentran actualmente en desarrollo. El objetivo de dicho proyecto es crear un smartphone modular que el usuario pueda personalizar eligiendo los diferentes componentes que quiera para el teléfono inteligente. Componentes que son denominados como módulos y que podría desarrollar y fabricar cualquier compañía. El problema es el sistema operativo, pues es necesario adaptar Android a Project Ara. Sin embargo, Google ya está trabajando en ello, para lo que ha contratado a una empresa denomianda Linaro.

Esta empresa es la que se encargaría de lanzar una versión adaptada de Android para Project Ara que fuera capaz de operar con los diferentes módulos. El mayor problema actualmente está en que el sistema operativo sea capaz de operar incluso cuando el usuario ha cambiado completamente los componentes del smartphone o del tablet. En cualquier smartphone o tablet el sistema operativo está configurado específicamente por el fabricante para reconocer los diferentes componentes de esos determinados smartphones o tablets y trabajar con ellos. En este caso, el sistema operativo tendría que ser capaz de operar con diferentes procesadores, memorias RAM, cámaras o memorias internas, sin que ello suponga tener que reprogramar por completo el sistema operativo. Ese es el trabajo que Google habría encargado a Linaro.

Project Ara

Al parecer, según indica el propio CEO de la compañía, George Grey, es posible que el sistema operativo no sea capaz de reconocer y trabajar con todos los módulos, sino que algunos módulos requieran del desarrollo de los drivers por parte de los desarrolladores de dicho módulo. Obviamente, eso implicaría que el smartphone tendría que ejecutar código que podría dañar el smartphone. Es por eso que George Grey destaca que el desarrollo de estos drivers tendría que realizarse en una plataforma segura, por lo que lo más probable es que cuando los desarrolladores de un módulo tengan que crear drivers para estos, sea Google quien tenga que certificar que son módulos y drivers que se pueden utilizar sin problemas.

Antes de final de año tendría que lanzarse el primer smartphone de Project Ara, un teléfono inteligente que debería costar unos 50 dólares, y debería ser realmente básico. Veremos si finalmente está a la venta el primer smartphone de Project Ara, o si por el contrario todavía habrá que esperar más tiempo, como ocurre con las Google Glass, que dos años después han llegado a Europa, y tan solo a Reino Unido.