El Samsung Galaxy S5 LTE-A europeo no tendrá pantalla 2K y sí procesador Snapdragon 805

Escrito por
Samsung
0

Finalmente el Samsung Galaxy S5 LTE-A llegará al mercado europeo, pro con algunas diferencias importantes respecto al que se puso en juego en corea hace ya un tiempo. La más destacable es que la pantalla de 5,2 pulgadas se mantendrá en calidad Full HD, por lo que no se dará el salto a 2K.

Además, si se hace caso de los resultados publicados en el benchmark GFXBench, la cantidad de memoria que se incluirá en el terminal, que tiene como nomenclatura concreta SM-G901, es de 2 GB, por lo que tampoco dará el salto hasta los tres y, así, no se igualaría con modelos como por ejemplo el Sony Xperia Z2. Eso sí, el procesador sí que es el mismo que en el Samsung Galaxy S5 LTE-A de Corea, ya que es un Snapdragon 805 de cuatro núcleos a una frecuencia de 2,5 GHz y que, además, integra una GPU Adreno 420. Esto, evidentemente, tiene por fuerza que mejorar su rendimiento en todo tipo de aplicaciones, incluidos los juegos en tres dimensiones.

A continuación dejamos los resultados que se han publicado en la prueba de rendimiento que hemos indicado antes y en los que destaca que la versión del sistema operativo que se ha utilizado es la Android 4.4.4, por lo que es posible que esta no tarde mucho en llegar a los modelos más destacados de la compañía coreana:

Resultados en GFXBench del Samsung Galaxy S5 LTE-A

Como se ha podido ver en la captura anterior, lo cierto es que en apartados como la capacidad de almacenamiento, donde aparecen 16 GB (es muy posible que existan otras opciones) y en el apartado de la cámara, donde la trasera se mantiene con un sensor de idéntico al del primer Galaxy S5, no hay cambios que sean dignos de mención en este Samsung Galaxy S5 LTE-A, por lo que hablamos de una evolución respecto al modelo “original”, pero que no es tan grande en Europa como se esperaba.

Evidentemente también habrá un avance en la conectividad de datos, pero lo cierto es que la no inclusión de una pantalla con calidad 2K es algo que sorprende y puede desilusionar a más de uno. La razón para esto puede encontrarse en el consumo, ya que más de un usuario que tiene un dispositivo que utiliza una resolución superior a 1080p, indican que la autonomía de su terminal no es todo lo buena que esperaban. Y, quizá por esto, el Samsung Galaxy S5 LTE-A para Europa prescinda de ella –aunque también puede deberse simplemente a que la producción de estos paneles no muy elevada actualmente-.

Fuente: GFXBench