Los procesadores de Intel para movilidad no arrancan, ¿hay solución?

Escrito por
Android
0

Las cosas no acaban de arrancan en Intel en el segmento de la movilidad, ya que sus procesadores no son capaces de “arañar” una cuota de mercado adecuada para una compañía de su capacidad y prestigio. Es más, hasta la fecha no ha sido capaz de obtener una cuota de mercado de doble dígito, lo que no es precisamente bueno.

En la actualidad la información que se tiene es que Intel ha conseguido hasta la fecha un 4% del mercado de procesadores para dispositivos móviles como teléfono y tablets, por lo que se encuentra muy lejos del gran dominador en la actualidad, Qualcomm (que supera sobradamente el 30%). Por lo tanto, no son buenas cifras las que ha conseguido de una forma “natural”, que no es otra que el desarrollo de sus propios productos y el conseguir que compañías lo utilicen en sus dispositivos.

Y, pese a que se han realizado intentos de colaboración con compañías como Samsung e, incluso, Lenovo suele utilizar procesadores de este fabricante en sus teléfonos (veremos si esto deriva en que Motorola haga lo propio en sus futuros terminales), no parece que el futuro sea mucho más halagüeño: se espera que alcance el 5% a finales de este año, mientras que la mencionada Qualcomm llegaría al 40%. Es decir, que apenas cambiaría nada y otras compañías superarían con creces a Intel, como por ejemplo MediaTek.

Tecnología Quark de Intel

Pero hay soluciones, pero costosas

Lo cierto es que parece que la comentada forma “natural” de evolución no le funciona a Intel en esta ocasión, por lo que quizá el mejor camino que pude tomar esta compañía, en mi opinión, es el sacar la chequera para irse de compras, ya que hablamos de una empresa que dispone del capital para ello. Y, aquí, entra en juego una compañía que antes hemos mencionado: MediaTek.

Comprar al pujante fabricante chino es una solución, lógica, rápida y adecuada. Y, además, el momento, es el actual ya que el crecimiento de esta (se espera que este mismo año acabe con una cuota de mercado del 28% nada menos, llegado desde el 14,4). En caso de esperar más, la operación podría situarse en unos costes muy elevados que quizá no amorticen la inversión.

Samsung Galaxy Tab 3 10.1 con logotipo de Intel

El caso es que con esta compra Intel conseguiría situarse de forma muy potente, ya que tendría su ansiada cuota de mercado, aunque esta no estaría en la gama alta de producto, segmento que es ahora cuando MediaTek lo está atacando para competir, poco a poco, con la dominadora del mercado. Por lo tanto, si se suma lo que ofrece la compañía asiática y lo que podría añadir la norteamericana, lo cierto es que aparecería un problema importante para Qualcomm tanto por porcentaje como por capacidad de desarrollo y de fabricación. Todo encaja.

En el caso de que esto no se produzca, no se atisban opciones importantes para Intel en la movilidad (hay que descartar a Nvidia, ya que su mercado va mucho más allá que el de los procesadores para terminales móviles, y además no tiene una cuota tan atractiva como la de MediaTek). Y, por lo tanto, no es de extrañar que analistas como Doug Freedman de RBC crean que la compra de la compañía China sea también de los que opinan que Intel debe moverse en la dirección de las compras.