Huawei dice que Tizen no tiene opciones de triunfar

Escrito por
Huawei
0

Tizen ha sido el sistema operativo en el que Samsung, Intel, y algunas otras compañías, han estado trabajando en los últimos. Solo los wearables de Samsung han contado con dicho sistema operativo, porque incluso el Samsung Z que iba a contar con Tizen ha sido cancelado. Ahora, el CEO de Huawei ha afirmado que Tizen no tiene opciones de triunfar.

Y no lo ha hecho con agrado, sino más bien con un sentimiento de rechazo hacia la única opción que queda actualmente en el mercado para los fabricantes, Android. Y es que, Richard Yu, el CEO de la compañía, no está contento con que Android sea la única elección para ellos a la hora de fabricar smartphones. Sabe que es totalmente necesario fabricar terminales con Android como sistema operativo, pero preferiría que hubiera otras opciones en el mercado. Cualquier podría pensar que las hay, tales como Windows Phone o Tizen, pero Yu ha sido muy claro a la hora de hablar sobre el último de estos dos sistemas operativos: “No tiene opciones de triunfar”.

Huawei Logo

No cabe ninguna duda de que en Huawei solo ven un futuro para Tizen, y es que se acabe hundiendo como un sistema operativo que será utilizado por una única compañía, Samsung. Y aunque lo cierto es que lleva ese camino, tampoco podemos descartar que la compañía encuentre la manera de que Tizen se acabe convirtiendo en un sistema operativo exitoso.

Lo más curioso es que precisamente Huawei ha tenido un equipo de desarrolladores trabajando en el sistema operativo de Samsung, en Tizen, pero el propio Yu ha confirmado que este fue cerrado. Eso significa, también que han visto muy claramente que el futuro de los smartphones no pasa por un sistema operativo como Tizen, y que actualmente la única alternativa para competir con iOS es Android, tal y como lo ha sido en los últimos años. Eso sí, Android ahora es mejor de lo que era antes. El único problema es que a los fabricantes no les gusta que una compañía como Google tenga tanto poder sobre ellos. El cierre de Android, por ejemplo, sería el fin de todas estas compañías en el mundo de los teléfonos inteligentes.