Consejos para conseguir la máxima puntuación en Swing Copters

Escrito por
Juegos
1

“Fácil de aprender, difícil de dominar”. Este es el lema en el que se basan la mayoría de videojuegos casuales actuales, como el nuevo Swing Copters, digno sucesor del ya conocido Flappy Bird. Esta secuela llega a ser incluso a ser más complicada que su antecesor, pero aquí os ofrecemos una serie de consejos para que podáis superarla (o al menos conseguir algún punto).

Como Flappy Bird, Swing Copters combina el pixel art con una dificultad importante para elevar a este extraño pájaro con gorra de helicóptero lo más alto posible. Como ya sabemos, el personaje vuela automáticamente y nosotros, mediante la pulsación en la pantalla, cambiamos la dirección hacia la que vuela, izquierda o derecha, para así esquivar las vigas y los martillos que se balancean continuamente para hacernos caer.

El problema reside en que una vez que el personaje comienza a volar y cambiar de dirección, acelera rápidamente en esa dirección. Por tanto, esto nos lleva a la primera estrategia: pretender que la pantalla tiene dos botones. Si alternamos nuestros pulgares izquierdo y derecho en lugar de utilizar solo un dedo, asociamos los movimientos del personaje a nuestros dedos y nos encontramos mucho más cómodos. Esto incide directamente en la segunda estrategia: encontrar un ritmo.

Interfaz del juego Android Swing Copters

En el caso de que tardemos demasiado en cambiar la dirección del personaje de Swing Copters, éste volará prácticamente sin control. Para evitar este problema, hay que intentar variar continuamente izquierda-derecha, izquierda-derecha, de forma que nos mantengamos en el centro de la pantalla y el movimiento horizontal sea el menor posible, evitando así también que los martillos nos golpeen. Y es que, una de las claves para ir superando este juego es anticiparse a dónde no estarán los martillos.

Si no lográis entenderlo, pensad en aquellos hoyos de minigolf con obstáculos giratorios. Para superarlos, debemos tener en cuenta que estos se mueven y nuestra bola tarda unos segundos en llegar al hoyo. Con la práctica, puedes aprender cuánto tiempo tarda un martillo en completar una vuelta y así aprovechar el espacio libre. Por último, debemos tener en cuenta que en Swing Copters no tenemos tiempo para reaccionar al comienzo de la partida, es decir, que una vez pulsemos la pantalla sabremos que el personaje se moverá hacia la izquierda sin ver el primer obstáculo.

Esperamos que estos consejos os ayuden en vuestro afán de conseguir más puntos. Es bastante complicado conseguir algunas decenas, pero por ahora, el mayor récord lo ostenta un jugador asiático con 77 puntos.

Vía Recode