El Samsung Gear S ya es oficial con pantalla curvada y 3G

Escrito por
Samsung
0

El Samsung Gear S ya es una realidad y, este smartwatch, llega con varias características interesantes y diferenciales que le hacen atractivo frete al resto de los relojes inteligentes que hay en el mercado, incluidos los de la propia compañía coreana. Un ejemplo de estos son su conectividad 3G y que su pantalla es curvada.

Con la primera de las características lo que se consigue en el Samsung Gear S es que este dispositivo pueda realizar más acciones de forma independiente, como por ejemplo el realizar llamadas con el propio smartwatch –sin necesidad de que esté conectado a un teléfono- y, también, el poder acceder a Internet desde cualquier lugar.

Adicionalmente, en lo referente a la conectividad, hay que decir que este dispositivo ofrece compatibilidad con Bluetooth 4.0 y, también, con WiFi. Y, esto último, es realmente interesante, ya que amplía sus opciones de uso a la hora de realzar todo tipo de trabajo aumentando su velocidad, sin consumir tarifas de datos y, también, reduce el consumo de la batería del reloj. Respecto a esta, hay que decir que ofrece una carga de 300 mAh (esta es algo escasa, y debido a los componentes del Samsung Gear S, como mucho el tiempo de uso que permitirá será de dos días, más o menos).

Smartwatch Samsung Gear S

Pantalla curva, otra de las características llamativas

Pues sí, uno de los detalles que destacan en el diseño el smartwatch es que incluye una pantalla curvada, por lo que se ajusta muy bien al brazo de usuario. El panel es de 2 pulgadas, más grande  lo habitual (su forma es rectangular) y tipo SuperAMOLED con una resolución de 480 x 360. Es decir, que la calidad está asegurada, incluido con el uso en exteriores algo esencial en este tipo de productos.

Otras especificaciones que pueden ser interesantes de este Samsung Gear S son las que listamos a continuación:

  • Procesador de doble núcleo a 1 GHz
  • 512 MB de memoria RAM
  • 4G de almacenamiento interno
  • Incluye acceso GPS y GLONASS
  • Conexión USB
  • Dimensiones: 39,8 x 58,3 x 12,5 milímetros
  • Ofrece compatibilidad con el estándar IP67 de protección frente al agua y polvo

El Samsung Gear S incluye en su interior el sistema operativo Tizen –por cierto, incluye software de navegación y mapas Nokia HERE-, del que tanto se está hablando últimamente, por lo que no se debe esperar compatibilidad con las aplicaciones Android Wear (veremos si en un futuro se lanza una variante con el desarrollo de Google). Además, se integra un sensor biométrico para controlar el ritmo cardiaco, como en el Gear 2, y la recarga necesita de una “mochila” adicional que se coloca en el smartwatch.

Parte posterior del Samsung Gear S

Se espera que este modelo llegue al mercado en octubre, aunque a buen seguro que en la feria IFA estará visible para los asistentes. En cuanto a los colores, por ahora se han confirmado el blanco y el negro, siendo las correa intercambiables y existiendo accesorios como unos auriculares Bluetooth denominados Gear Circle para poder realizar llamadas de forma cómoda y sencilla. Del posible precio del Samsung Gear S no se sabe nada por el momento.

Fuente: Samsung