Google Glass, el camino que deben recorrer hasta el lanzamiento

Escrito por
Google
1

Las Google Glass han sido las únicas gafas inteligentes que han conseguido avanzar hasta llegar al punto de tener un potencial comercial. Ahora parece que ya están cerca de ser lanzadas al mercado. Sin embargo, todavía les queda un camino que recorrer hasta poder ser lanzadas al mercado. Analizamos cuáles tienen que ser las novedades de las Google Glass para que sean lanzadas.

Google Glass en español

Es cierto que los comandos de voz que vamos a utilizar con las Google Glass tampoco es que sean demasiado complicados como para entenderlos en inglés. Sin embargo, lo cierto es que las gafas inteligentes están calibradas para detectar las palabras con un determinado acento, y sería muy fácil que los diferentes acentos de los usuarios de todo el mundo pudieran ser un problema. Lo mejor será que las gafas inteligentes cuenten con un sistema que funcione en español, pues esto permitiría que los usuarios que no saben inglés también puedan comprarlas y utilizarlas. Recientemente Google ha confirmado que su sistema de búsqueda por voz ya es capaz de entender a un usuario que habla en diferentes idiomas a la vez, combinando palabras de diferentes idiomas. O sea, que las Google Glass tampoco tendrán problemas, ya no solo para reconocer los comandos en español, sino para entender comandos que utilicen palabras en varios idiomas.

Un diseño más convencional

Las Google Glass que hay ahora mismo en el mercado son ciertamente extravagantes. Y sí, vale que es un producto tecnológico que aporta ese punto de distinción, pero lo cierto es que uno tampoco quiere ir por la calle haciendo el payaso, haciendo pensar a la gente que se cree muy tecnológico. Lo mejor es que las gafas inteligentes cuenten con un nuevo diseño que sea mucho más convencional, que se parezca más a unas gafas convencionales. Precisamente en eso habría trabajado la compañía recientemente, y es algo que hemos podido saber gracias a las últimas patentes, en las que vemos dos diseños muy parecidos, uno para las gafas que incluirían cristales, y otro para las gafas que no incluirían cristales.

Un precio más económico

Obviamente, no pueden vender unas gafas inteligentes que no hacen demasiado actualmente por un precio de 1.200 euros. Tampoco pueden venderlas por ese precio aunque sean muy útiles, porque lo cierto es que ni siquiera por un smartphone se paga eso. Las Google Glass, aunque parecen ser muy complejas, en realidad no incluyen componentes de altísimo nivel, por lo que el coste de producción no es altísimo. Google podría, eso sí, tratar de hacer que los usuarios pagasen el coste del desarrollo de las gafas, algo que podría ocurrir. No obstante, Google no es una compañía que opte por esta estrategia, sino más bien por toda la contraria, no ganar dinero vendiendo el dispositivo, sino simplemente cobrar los gastos de fabricación de dichas gafas inteligentes. En cualquier caso, es necesario un precio más económico, y es algo que puede llegar pronto, tal y como vimos en los cambios de los Términos de Servicio de las Google Glass.

Google Glass

 

Un funcionamiento mejorado

Por supuesto, tampoco podemos hablar de unas gafas que se comercializan en el mercado si estas siguen funcionando mal, o si siguen siendo un producto en Beta. Precisamente hace unos días hablamos de que la compañía había actualizado los Términos de Servicio. Y una de las novedades más importantes era la ausencia de la sección Beta, que antes sí estaba presente, y en la que se especificaba que las gafas todavía estaban en fase Beta, y que, por tanto, podían tener errores. Además, se ha eliminado la palabra Beta de todo el texto en el que aparecía, algo que ya nos pareció que era determinante de cara al futuro de las gafas inteligentes.

Una autonomía completa

Hasta el momento los wearables siempre han dependido de un smartphone principal que es el que lleva la voz cantante, siendo, en este caso las gafas inteligentes, un accesorio para controlar el smartphone. Sin embargo, eso va a cambiar. Samsung ha lanzado el primer reloj inteligente autónomo, con conectividad 3G, y con el que también podemos realizar llamadas, el Samsung Gear S. La batería de este reloj inteligente duraría unos dos días, y eso que cuenta con una pantalla de mayor tamaño que las Google Glass. Es decir, la tecnología de hoy en día, la tecnología a la que pueden acceder los usuarios, ya permite crear unas gafas inteligentes totalmente autónomas.

Lanzamiento en 2014

Todo esto es lo que todavía tienen que conseguir las Google Glass antes de poder ser lanzadas comercialmente, pero lo más curioso es que todo esto no solo es posible, sino que es muy probable que ya se haya conseguido por parte del equipo de desarrollo de las Google Glass, lo que quiere decir que el lanzamiento de las nuevas gafas inteligentes podría estar ya muy próximo. De hecho, se afirma que llegarían este mismo año 2014. Podrían ser el gran lanzamiento del año.