Sony QX1 y QX30, la revolución de las cámaras móviles ya está aquí

Escrito por
Sony
1

Ayer mismo hablábamos del posible lanzamiento de una nueva cámara móvil por parte de Sony, parecida a las Sony QX10 y QX100 que lanzaron hace un año. Y decíamos que podía ser la revolución en el mundo de las cámaras móviles. Pues bien, la revolución es una realidad y ya está aquí. Sony ha presentado no solo la Sony QX1, sino también la Sony QX30.

Estas dos cámaras de fotos externas, que se acoplan al smartphone, pueden ser completamente revolucionarias. Aunque no tanto en el caso de la QX30, que se parece bastante a las dos cámaras lanzadas el pasado año. La principal característica de esta última, y de ahí su nombre, es que cuenta con un zoom óptico de 30 aumentos, algo realmente destacable si hablamos de una cámara móvil. El objetivo tiene un rango que va desde los 24 milímetros hasta un equivalente de 720 milímetros, permitiéndonos conseguir un primer plano de un objeto situado a 40 metros. Una cámara de gran nivel, con un zoom óptico de 30 aumentos, y con la capacidad de llegar a los 60 aumentos con zoom digital sin perder píxeles, aunque sí calidad, como es obvio. En este caso, cuenta con un sensor de 20,4 megapíxeles. Su precio es de 300 euros. Lo mejor es que es compatible con cualquier smartphone Android gracias a la aplicación PlayMemories, e incluso, aunque no venga mucho al caso aquí, compatible con iPhone.

Sony QX1

Pero la joya de la corona es sin duda alguna la nueva Sony QX1. Y es que esta cámara sí que marca la diferencia con respecto a lo que hasta ahora habíamos visto. ¿Alguna vez te habías planteado utilizar objetivos con un smartphone? Pues con la nueva Sony QX1 es posible. Ayer afirmábamos que los objetivos compatibles serían los de la montura E de Sony, existiendo algunos con un precio de 1.500 euros. Pero lo cierto es que no es solo así, pues gracias al adaptador de Sony para utilizar objetivos de montura A en cámaras con montura E, es posible utilizar objetivos profesionales con precios que superan los 2.500 euros. No obstante, tampoco vamos a decir que esta cámara es el novamás en el mundo de la fotografía. Sí lo es en el de la fotografía móvil, con un sensor APS-C de formato medio de 20,4 megapíxeles, pero todavía hay margen de mejora. Hay que añadir que también cuenta con un flash y, tal y como ocurre en el caso de todas las cámaras Sony QX, es compatible con cualquier smartphones Android en el que se pueda instalar la aplicación PlayMemories, e incluso con iPhone. Puede ser utilizado con el accesorio que nos permite acoplar la cámara al smartphone, o situando la cámara donde nosotros queramos. Gracias al WiFi con el que cuenta, el smartphone y la cámara se comunican y podemos visualizar en la pantalla del smartphone lo que capta la cámara, tal y como si fuera un visor digital.

El núcleo de la Sony QX1, que incluye el sensor, el flash, la batería, etc… tiene un precio de 300 euros. Pero a este hay que añadir un objetivo. Podemos conseguir un kit que incluye la Sony QX1 y un objetivo 16-50 milímetros por 450 euros. Aunque también podemos adquirir cualquiera de los otros objetivos con montura E de Sony, o los objetivos con montura A si compramos el adaptador. Y aquí el rango de precios, tal y como hemos dicho, es inmenso.