¿Cómo tiene que ser un reloj inteligente para ser perfecto?

Escrito por
Android Wear
2

Los relojes inteligentes que están llegando son una buena muestra del potencial que hay en el mercado. Pero lo cierto es que, al menos teniendo en cuenta los relojes inteligentes presentados hasta ahora, ninguno de ellos puede catalogarse como un reloj inteligente perfecto. Todos tienen carencias. ¿Cómo tiene que ser un reloj inteligente para ser perfecto?

Nos vamos a centrar en algunas características que nos parecen imprescindibles para que un reloj inteligente sea perfecto, y después hablaremos de algunas características opciones que podrían ser interesantes. Por supuesto, os invitamos a que participéis en la sección de comentarios, pues los únicos que pueden decir qué características tienen que tener un reloj inteligente para que este sea perfecto son los usuarios, vosotros. Y no os olvidéis de decirnos si os planteáis comprar un reloj inteligente, bien sea ahora –dinos cuál de todos–, en un futuro próximo, o en un futuro muy lejano, si estos sustituyen a los smartphones.

LG G Watch

Pantallas de 2 pulgadas, cuadradas y redondas

A mi parecer, los relojes inteligentes ya cuentan con las pantallas perfectas. Algunos llevan una pantalla redonda, y otros una pantalla cuadrada, y el tamaño de la misma varía muy poco. No creo que sea necesario que la pantalla sea curvada, aunque tampoco es algo negativo, sino más bien todo lo contrario. El tamaño tiene que ser el perfecto para recibir notificaciones, poder comunicarnos, y mostrar un elemento único en pantalla. En lo que respecta a si las pantallas tienen que ser cuadradas o redondas, lo cierto es que en el mundo de lo relojes hay diseños cuadrados, redondos, y hasta triangulares, y son incluso clásicos, por lo que en ese sentido contar con diferentes relojes inteligentes en el mercado es lo mejor, para que cada uno elija el que prefiera.

Monitor de ritmo cardíaco

Parece imprescindible que los relojes cuenten con monitor de ritmo cardíaco. Uno de los campos en los que mayor potencial tienen los relojes inteligentes es en el de la salud. Un reloj que cuantifica nuestras pulsaciones puede ser muy útil, y un smartwatch que hoy en día no cuente con monitor de ritmo cardíaco está muerto. El Sony SmartWatch 3 es uno de los mejores relojes inteligentes del mercado actual, pero sorprendente no cuenta con monitor de ritmo cardíaco. El LG G Watch original tampoco contaba con dicho monitor, pero el nuevo LG G Watch R sí. A este hay que sumar el Motorola Moto 360, el Samsung Gear S, y el Samsung Gear Live.

Motorola Moto 360

GPS

Por supuesto, no contar con GPS en el reloj inteligente sería un gran error. Vale que los relojes no puedan realizar llamadas sin hacer uso de la red del smartphone, pero si tampoco podemos ir a correr o a montar en bicicleta sin poder dejar el smartphone en casa, entonces ya el reloj es un poco inútil. El GPS es vital para que pueda ir localizando nuestra ruta, y también puede ser útil para determinar la distancia que andamos a lo largo del día, incluso aunque no nos guste el deporte. Irónicamente, el Sony SmatWatch 3 sí cuenta con GPS, pero ni el Motorola Moto 360, ni el LG G Watch R (tampoco el LG G Watch), cuentan con él. El Samsung Gear S sí, claro está, pues es un reloj completamente independiente del smartphone, pero el Samsung Gear Live tampoco cuenta con GPS.

Android Wear

Y aquí es cuando dejamos fuera del grupo de los relojes inteligentes perfectos al Samsung Gear S. Además de ser un reloj inteligente de un gran tamaño, y quizás algo pesado, lleva Tizen. Y el mayor problema de que cuente con Tizen es que actualmente solo es compatible con los Samsung, no con los Sony, Motorola, LG y compañía. La ventaja de Android Wear es que todas las aplicaciones lanzadas para esta versión wearable del sistema operativo estarán disponibles, sea cual sea la marca que fabrique el reloj inteligente. Y este será compatible con los smartphones con Android 4.3 en adelante, sea cual sea el fabricante. La compatibilidad con el resto de las marcas es algo imprescindible, pues nos da la opción de, en el futuro, comprar un teléfono inteligente de esa otra marca.

LG G Watch R

WiFi, Bluetooth y NFC

Como es obvio, todos los relojes tienen que contar con opciones de conectividad. El WiFi serviría para conectarse a Internet en casa y no necesitar la conexión al smartphone para poder usar el smartphone. El Bluetooth sería utilizado para conectarlo al smartphone. Y el NFC es la tecnología que se podría utilizar para pagar. Actualmente todavía no hay nada funcionando a la perfección en nuestro país, aunque tanto Google como Apple parecen tener ya listos sus sistemas de pago por NFC. Pero es cuestión de tiempo que esto llegue, y no querremos que nuestro reloj no sirva para pagar por no haber elegido bien.

Batería de un día completo

Para que el reloj inteligente sea verdaderamente útil no tenemos que estar preocupándonos constantemente por si se queda sin batería. Es necesario e imprescindible que la batería ofrezca una autonomía de un día completo con un uso intensivo del reloj inteligente. Habría que cargar la batería siempre, sí, pero al menos sabemos que nunca se va a quedar sin batería en la calle.

Samsung Gear Live

Resistencia al agua

Por supuesto, lleva un reloj que no es resistente al agua es un peligro. La lluvia, o incluso lavarnos las manos sin quitarnos el reloj, ya pueden acabar con un aparato que vale algunos cientos de euros. La resistencia al agua es imprescindible, y más si es del nivel que nos permite sumergir el reloj bajo el agua.

Conexión móvil y 3G (opcional)

Obviamente, el contar con una conexión móvil sería algo realmente destacable. El reloj inteligente podría ser completamente independiente. No solo podríamos realizar llamadas, sino que las aplicaciones no necesitarían del smartphone para funcionar al completo. Ni siquiera tendría por qué optarse por llevar una tarjeta SIM, al fin y al cabo, la tarjeta SIM solo es una “llave” para demostrar que somos quienes decimos ser para usar la red. Pero podrían utilizarse otros sistemas que liberen espacio en el reloj y lo reduzcan todo a la inclusión de un simple módem 3G.

Smartwatch Samsung Gear S

Cámara (opcional)

El Samsung Galaxy Gear fue el primer reloj inteligente con cámara. La cámara era totalmente inútil. Pero si vamos a hablar de un reloj inteligente completamente autónomo, quizás sería bueno que contara con una cámara. Si no con una cámara integrada, quizás sí con una cámara externa como la Sony QX1, que sea compatible con el reloj inteligente. Aquí todavía hay mucho margen de mejora.

Carga solar (opcional)

Y esta característica no es opcional, es casi algo imposible, al menos por ahora. Que el reloj inteligente se pueda cargar por medio de energía solar sería genial, pues nos aseguraría que la batería no se va a quedar nunca descargada. No obstante, como ya hemos dicho, si esto llega algún día, será dentro de bastante tiempo.

De momento, lo que falta es que algún reloj aúne las características con las que ya cuentan la mayoría en un único dispositivo, que incluya GPS y Monitor de ritmo cardíaco. Con Android Wear, será cuestión de tiempo que las aplicaciones más conocidas lleguen a la versión del sistema operativo para relojes inteligentes.


Continúa leyendo

Comentarios

2 comentarios
  1. Anónimo 12 Sep, 14 1:51

    Y que sea compatible con Android, IOS y otro sistema operativo de bastante uso o sólo los 2 primeros.

    0
  2. Anónimo 13 Sep, 14 3:15

    Esaes la descripción del Apple Watch!

    0