KitKat aún no es la versión más utilizada con Android L cerca de llegar

Escrito por
Android
0

Está claro que el crecimiento de Android sigue imparable gracias a los distintos dispositivos que se han ido presentado en los últimos meses. Como viene siendo habitual, Google ha publicado el desglose de la distribución de sus versiones del sistema operativo y, sorprendentemente, KitKat está ya en casi el 25% de los dispositivos, una cifra muy pobre teniendo en cuenta que Android L, la próxima versión, está realmente cerca de llegar.

Comencemos con los datos. Según podemos ver en la web de Android, KitKat 4.4 está presente en un 24.5% de los dispositivos, es decir, que 1 de cada 4 androides es ya KitKat. Lo cierto es que, teniendo en cuenta los datos del mes pasado en los que vimos cómo esta versión había alcanzado un 21% de presencia, el aumento ha sido más que notable y mayor que el periodo anterior. Obviamente, los grandes perjudicados de estos datos son Jelly Bean y Ice Cream Sandwich, que han visto cómo sus cuotas han disminuido, al igual que la de Gingerbread, algo lógico teniendo en cuenta los años que han pasado desde sus respectivos lanzamientos.

No obstante, un análisis algo más exhaustivo de esta distribución abre una crítica hacia Google y su sistema de actualización. Si bien Android KitKat sigue escalando puestos, tan solo 1 de cada 4 dispositivos con el sistema operativo lleva consigo esta versión después de prácticamente un año y con Android L, también conocido como Android 5.0, Lemon Meringue Pie o Lion, cerca de llegar de forma oficial a nuestros terminales (actualmente se encuentra en fase beta). Desde luego, es un problema bastante importante para Google ya que refleja que la penetración en el mercado de sus actualizaciones no es, ni de lejos, la deseada.

Android-septiembre-distribucion

A esta situación no ayudan los fabricantes, eso está claro. Ayer por ejemplo, vimos como uno de los terminales que más éxito cosechó hace unos meses, el Sony Xperia SP, no será actualizado a Android KitKat a pesar de que su hardware es más que suficiente para correr el sistema operativo, provocando que los usuarios tengan que optar por instalar ROM no oficiales pero sí actualizadas. Otro de los inconvenientes a los que se enfrenta Google es a la proliferación de los terminales asiáticos de baja calidad que, como ya es habitual, se estancan en Android Jelly Bean 4.2.2 o 4.2.1 “por culpa” de su hardware, sobre todo a la supuesta incompatibilidad con los chips Mediatek.

Por ello, los de Mountain View deben empezar a solucionar todo esto pronto pues su sistema de actualizaciones no funciona, lo que indigna a la mayoría de usuarios que ven como dispositivos con apenas unos meses de vida no son capaces de obtener actualizaciones que permitirían mejorar notablemente su uso. Tal vez una unión más fuerte con los fabricantes de terminales Android pueda resultar interesante para ambas partes.

Vía Android Developer