Los Android One de menos de 100 euros llegan el 15 de septiembre

Escrito por
Android
0

Dos compañías, al menos eso es lo que sabemos de momento, serán las que van a lanzar nuevos smartphones el 15 de septiembre y que contarán con la plataforma Android One. Estas dos compañías no son conocidas por estas tierras, pues triunfan principalmente en lo que se refiere a la fabricación de smartphones de bajo coste. Son Karbonn y Spice. Los nuevos Android One ya están aquí.

Solo dos días quedan para que los nuevos teléfonos inteligentes de Android One lleguen al mercado. Google presentó la nueva plataforma con un claro objetivo, que se lanzaran smartphones con un precio muy económico, inferior a los 100 dólares, y que contaran con una plataforma de software que funcionara bien, una parecida a la que llevan los Nexus. Así es como lanzó Android One. De momento, eso sí, parece que se centrarán en los países con menos posibilidades económicas, como es el caso de la India. Pero en cualquier caso, presenta un futuro realmente prometedor, sobre todo en lo que tiene que ver con que se puedan lanzar smartphones de calidad por precios realmente económicos.

Android One

Lo que sabemos es que dos compañías ya han confirmado que presentarán su nuevo smartphone con Android One el 15 de septiembre. No se han confirmado las especificaciones técnicas de los mismos, pero tampoco podemos esperar que sean de gran nivel. Sin embargo, tratándose de Google, sí podemos esperar un buen funcionamiento, pues precisamente esa era la idea de esta plataforma denominada Android One.

¿Su llegada a España y otros países es posible? Parece improbable que Google lance esta plataforma en países como España, o el resto de los europeos. Pero en cualquier caso, sirve para demostrar a las compañías como Karbonn o Spice, que pueden fabricar smartphones con calidad para competir con los smartphones de bajo coste de otros países. La clave está en que por menos de 100 euros se pueden crear smartphones que funcionan bien. Como siempre, Google utiliza sus plataformas para influir en el mercado, y dejar que sean los fabricantes los que hagan el camino que ellos establecen.