Google, la fuga de cerebros, y el éxito de la compañía

Escrito por
Google
0

Google no es una compañía al uso. Si comparamos lo que es el plano ejecutivo y de organización dentro de la empresa con el de Apple, veríamos dos empresas contrapuestas. Mientras los de Cupertino cambian pocas veces de directivos y responsables, en Google hay una constante fuga de cerebros. No obstante, el éxito de la compañía también reside en eso.

Allá en el año 2009 ya era peculiar lo que ocurría en Google. Una compañía había crecido como una start-up, que se había convertido en una multinacional, con directivos que habían pasado de universitarios a ejecutivos de una compañía gigante, y con la oportunidad de cambiar el mundo. Todo eso, así dicho, con una estructura de compañía que difícilmente podría sobrevivir de no ser, precisamente, porque el éxito de Google se basa en eso, en el caos, en la inmensa cantidad de ideas, y en la clave para saber elegir cuáles de ella serán exitosas y cuales no, algo que también es posible gracias a la cantidad de dinero que la compañía tiene.

Unos van y otro vienen, pero nunca dejan de irse

Lo más curioso es que la cantidad de trabajadores con puestos de responsabilidad que han estado en Google y han abandonado la compañía es inmensa. Tan solo los principales responsables de Google, que son Larry Page y Sergey Brin –los fundadores–, y Eric Schmidt –presidente ejecutivo y anterior CEO–, son los que parecen tener un puesto asegurado en la compañía. Sin embargo, casi todos los demás, lejos de haber sido despedidos, han ido abandonando la compañía con el paso del tiempo. Para que nos hagamos una idea, solo en puestos de ejecutivos, y hasta el año 2009, 17 grandes empleados habían abandonado la compañía, entre los cuales se pueden destacar Jeff Levick (Vicepresidente de ventas), Greg Badros (Director Senior de ingeniería), David Rosenblatt (Presidente de publicidad display), Tim Armstrong (Vicepresidente de ventas publicitarias), Larry Brilliant (Director de Google.org), Steve Horowitz (Director de ingeniería de Android) y Doug Merrill (CIO y Vicepresidente de ingeniería). Todos ellos responsables de importantes divisiones de la compañía.

En Google son empleados, en otras compañías son los jefazos

Uno de los motivos que hace que muchos directivos o responsables de división de Google abandonen la compañía es que en la compañía del buscador ocupan un puesto de empleado. Aunque dirigen, están a las órdenes de directivos y ejecutivos de un nivel superior. Y es algo que no ocurriría si abandonaran Google por otras compañías que, o bien son de un nivel inferior, o bien son compañías que buscan cambiar por completo. Tim Armstrong es un ejemplo de ello. Era Vicepresidente de ventas publicitarias de Google, uno de los 20 puestos más importantes de la compañía, pero abandonó Google para convertirse en el CEO de AOL y conseguir nada más y nada menos que 50 millones de dólares en acciones de la compañía. Aunque es uno de los muchos ejemplos que hay de este tipo.

Google Logo

Grandes empleados que han abandonado Google en la actualidad

Pero los movimientos de empleados de la compañía en la actualidad, en los últimos meses, son todavía más notables. Lo más probable es que te sean mucho más familiares los nombres de Hugo Barra, Jean-Baptiste Quéru o Erick Tseng. Quizás el abandono más sonoro ha sido el del Hugo Barra. El brasileño llegó en el año 2010 a Google para trabajar en el equipo de Android, a las órdenes de Andy Rubin. Andy Rubin es quien fundó Android como compañía antes de que Google adquiriera esta y el sistema operativo. Sin embargo, Hugo Barra tardó muy poco tiempo en convertirse en el portavoz de producto de Android, siendo así la persona que presentaba todas las novedades en los eventos de Google, llegando a ser nombrado Vicepresidente de la compañía. Por ello fue tan sonado su abandono y su fichaje por Xiaomi, la compañía china en la que ahora es Vicepresidente de la división Internacional.

Jean-Baptiste Quéru era el responsable de la división AOSP, Android Open Source Project, cuyo objetivo era convertir Android en un sistema operativo que cualquier pudiera modificar. Se podría decir que Quéru dirigía la plataforma que tanto éxito ha dado a Android, pues hacía que el sistema operativo fuera totalmente modificable. Abandonó la compañía cuando Qualcomm, la compañía que fabricaba el procesador que utilizaría el Nexus 7, no estaba de acuerdo en publicar las imágenes de fábrica del Nexus 7, lo que impedía que se crearan Custom ROMs con la misma facilidad, y le restaba versatilidad al tablet. Tal fue su descontento con Google por aceptar esa político que abandonó la compañía y fichó por Yahoo.

Antes de Hugo Barra abandonó la compañía Erick Tseng, el que había sido Responsable de Producto de Android. Abandonó Android para pasar a ser Vicepresidente de productos móviles en Facebook, llegando incluso a lanzar una versión de la aplicación de Facebook para las Google Glass.

No podemos olvidarnos de personas como Vic Gundotra. Según palabras de Larry Page, Vic Gundotra creó la red social Google+ de la nada, y es el máximo responsable de que Google+ sea una realidad. Ha abandonado la compañía este mismo año, después de ocho años en Google. Todo parece indicar que su marcha también podría suponer el fin de la red social.

Una compañía en constante cambio

Pero lejos de desestabilizar a la compañía, esta es la misma esencia de Google, el constante cambio. Al contrario de lo que es Apple, una compañía en la que todo parece ser muy firme y sin cambios, Google cambia constantemente. Y eso es lo que lleva a que la compañía un día compre una start-up que parece tener mucho futuro y medio año después la cierre. Los directivos van y vienen en Google. Algunos tiene un papel más protagonista que otros, y algunos consiguen crear productos que se convierten en los más exitosos para Google, pero eso no importa. Incluso cuando algo está bien hecho en Google, el cambio es necesario. Eso lo demuestra la gran cantidad de responsables de Android que ha habido desde que el sistema operativo fuera lanzado. Cada uno ha aportado algo nuevo, y ha hecho que el sistema operativo cambie. Y en realidad, tiene todo el sentido del mundo. ¿Cuánto puede innovar una persona trabajando siempre en lo mismo? El iPhone 6 es un ejemplo de ello. Sigue teniendo un diseño muy parecido al del iPhone 4, a pesar de que cuenta con uno de los mejores diseñadores del mundo. iOS solo ha tenido un gran cambio en toda la historia del sistema operativo, y mientras Android ha cambiado muchísimas veces, gracias a lo cual no solo se han alcanzado las características de iOS, sino que se han integrado características nuevas y únicas. Así es Google, una compañía con constantes cambios que puede llegar a parecer casi caprichosa. Por ello ocurre que algunos proyectos se cancelan incluso antes de que lleguen a ser una realidad, como ha ocurrido con Android Silver. Pero si en el mundo de la tecnología actual quieres estar siempre innovando no queda otra opción más que estar cambiando constantemente, y eso también incluye a los directivos y empleados de la compañía.