Wiko Highway Signs: ocho núcleos, aluminio, cristal, y 200 euros

Escrito por
Android
1

Resulta difícil llegar a creer que con solo 200 euros es posible conseguir un smartphone con un procesador de ocho núcleos, con un marco de aluminio, y con carcasa de cristal, pero lo cierto es que ese es exactamente el caso del Wiko Highway Signs, un nuevo smartphone de la marca que está consiguiendo lanzar teléfonos con relación calidad/precio realmente sorprendente.

El Wiko Highway Signs es un ejemplo perfecto del trabajo que está haciendo esta compañía francesa en el mercado. Aunque es cierto que la fabricación de los teléfonos inteligentes se realiza en China (como la de la mayoría de los fabricantes de smartphones), nos encontramos con terminales con un gran equilibrio en lo que a especificaciones se refiere, que hace que siempre que compremos un Wiko, como el Wiko Goa estemos comprando un teléfono inteligente en el que pagamos lo que tenemos. El último Wiko Highway Signs destaca especialmente por su procesador, que aun siendo MediaTek y ofreciendo, obviamente, un rendimiento inferior al de los procesadores de Qualcomm, es de ocho núcleos y capaz de alcanzar una frecuencia de reloj de 1,4 GHz. Se trata de un procesador de lo mejorcito en la gama media. La memoria RAM de 1 GB y la memoria interna de 8 GB retratan a la perfección que, en efecto, es un smartphone de gama media, en el que ha procurado conseguir el menor precio posible. La memoria, eso sí, será ampliable por medio de una tarjeta microSD.

Wiko Highway Signs

Su pantalla parece ser lo que menos destaca, y no porque sea de mala calidad. Cuenta con un display de 4,7 pulgadas, como el iPhone 6, con una resolución de alta definición de 1.280 x 720 píxeles. Es un tamaño de pantalla perfecto para el que considere que los smartphones de gran tamaño no son cómodos. A esto habría que sumar una cámara principal de ocho megapíxeles, y una cámara frontal de cinco megapíxeles.

El diseño del Wiko Highway Signs es bastante bueno, con carcasas de cristal reforzado y un marco metálico, estando disponible en los colores blanco y gris oscuro. Su precio es de tan solo 200 euros, por lo que estamos hablando de un buen smartphone de gama media si queremos comprar un teléfono completamente libre.