El LG G Pro 3 podría ser el primero con el procesador Odin de LG

Escrito por
LG
0

Hace ya un par de años que se habla del procesador Odin, uno en el que podría estar trabajando LG, y que rivalizaría con los de Qualcomm y Samsung. Sin embargo, todavía no se ha lanzado ningún teléfono inteligente con dicho procesador. Se dice que el nuevo LG G Pro 3 podría ser el primero en contar con dicho procesador. Así, Odin llegaría en un smartphone de gama alta.

No son muchas las compañías que cuentan con sus propios procesadores y estos son de calidad. Y es que, diseñar un procesador que sea de mayor nivel que los que diseñan Qualcomm y Nvidia, empresa especializadas en ello, es realmente complicado. Hasta el momento, tan solo Apple y Samsung diseñan procesadores de ese nivel, con Huawei un escalón por debajo. No obstante, LG podría ascender hasta ese selecto grupo de Apple y Samsung, con su nuevo procesador Odin, un chip del que lleva hablando ya bastante tiempo, pero que ahora parece estar cerca de llegar con el LG G Pro 3, el phablet de la compañía surcoreana, tal y como indica un medio del mismo país.

LG G Pro 2

Claro que, hablar de phablet cuando el buque insignia cuenta con una pantalla de 5,5 pulgadas, quizás es mucho hablar. En cualquier caso, parece que el fabricante que se encargaría de fabricar el procesador LG Odin sería TSMC, la misma compañía que ha fabricado el procesador Apple A8. El problema es que no tenemos datos nuevos sobre el LG Odin, y eso significa que la información que tenemos puede estar desactualizada. En cualquier caso, los datos que hasta ahora tenemos son bastante positivos, pues hablan de una combinación de dos procesadores, uno de cuatro núcleos capaz de alcanzar una frecuencia de reloj de 2,2 GHz, con arquitectura Cortex-A15, y de alto rendimiento, y uno de cuatro núcleos capaz de alcanzar los 1,7 GHz, de bajo consumo energético. Hablamos, por tanto, de un procesador de ocho núcleos que rivalizaría con el Exynos 5 Octa.

El LG G Pro 3 que sería el primero en contar con dicho procesador, llegaría al mercado a comienzos del próximo año. Podría ser un smartphone con una pantalla de seis pulgadas, que rivalizaría con el nuevo Nexus 6 y con el Motorola Moto S, si es que finalmente estos teléfonos inteligentes con pantalla de seis pulgadas se convierten en realidad.