Do Not Crash, un juego simple, adictivo y de gran dificultad

Escrito por
Juegos
0

Lo peor de los juegos que no tienen fin es que nosotros siempre somos los que ponemos el listón de lo que es difícil y no lo es. Do Not Crash es uno de esos juegos simples, adictivos y de gran dificultad, que no tienen fin. Nos encontramos con un coche que va en dirección contraria a todos los demás en un circuito. Solo hay dos carriles, y nosotros tendremos que ir cambiando para evitar chocar.

Lo cierto es que Do Not Crash no podría ser más simple. Y sorprende que todavía se puedan crear juegos de lo más adictivos basados en algo tan simple como en el caso de este juego. La clave no está en que haya dos mil circuitos, ni en que haya diferentes contrincantes, no. La clave de Do Not Crash está en su sencillez. De hecho, se caracteriza por lo que muchos otros juegos se caracterizan ahora, porque solo podemos hacer una cosa, pulsar la pantalla para cambiar el carril en el que va el coche, y con eso evitar que choque contra los otros tres coches que hay en el circuito, y que van en dirección contraria.

Do Not Crash

Claro está, la dificultad del juego llega cuando los otros tres coches empiezan a cambiar de carril, y empiezan a circular de manera independiente. El único objetivo que tenemos en el juego es conseguir cada vez dar más vueltas al circuito, nada más. Pero claro, somos nosotros los que establecemos nuestro objetivo. ¿Son muchas 10 vueltas? ¿Serás capaz de dar 100 vueltas? Y una vez que llegues a esa cifra, ¿acaso no puedes intentar superar la cantidad de vueltas que conseguiste en la anterior ocasión?

Do Not Crash es un juego completamente gratuito, aunque incluye publicidad. Está disponible en Google Play, y lo podéis descargar en vuestros smartphones y tablets Android utilizando el enlace que hay al final de este artículo.

Google Play – Do Not Crash

Puede que también te interese este artículo en que hablábamos sobre los juegos para Android más complicados del mundo.