Análisis: Wacom Bamboo Stylus solo de tercera generación

Escrito por
Accesorios
1

Hemos probado durante unos días el lápiz óptico Wacom Bamboo Stylus solo, un modelo que llega a su tercera generación y que ofrece la posibilidad de manejar con sencillez las pantallas táctiles de los dispositivos móviles que tiene teléfonos y tablets. Y, además, todo ello con un precio para nada desorbitado: 19,95 euros.

Lo primero que hay que decir es que el diseño no varía en exceso respecto a las versiones anteriores, ya que se mantienen unas dimensiones similares y, como no, dispone de una tapa que permite proteger la parte más delicada del accesorio, como es la punta flexible que es la que se utiliza para pulsar en la pantalla táctil. Es decir, que la protección es adecuada y, además, la capucha encaja con gran firmeza, por lo que se puede llevar sin problemas tanto en una mochila como en el bolsillo de la camisa.

Accesorio Wacom Bamboo Stylus solo

Lo primero que probamos fue el agarre que ofrece el Wacom Bamboo Stylus solo, algo que es importante para el uso habitual de este lápiz óptico. Lo cierto es que sorprende que pese a no ser muy grande, 87 milímetros de largo, se maneja con bastante soltura algo que se debe especialmente por su reducido peso: sólo 11 gramos. Eso sí, hay que decir que el acabado del accesorio metálico es totalmente liso, lo que aporta resistencia y, a la vez, hace que se pueda escurrir el dispositivo si no se agarra con fuerza (aunque en mi caso esto sólo nos pasó en una ocasión).

Por cierto, en lo referente a la compatibilidad de este producto hay que decir que es máxima, ya que en nuestro caso hemos podido probarlo tato en teléfonos de 4,5 pulgadas, d0nde ciertamente y hay que decir que no hay mucho espacio en la pantalla para hacer buen uso del Wacom Bamboo Stylus solo. Pero, lo cierto, es que el gran sentido de este accesorio se tiene con los tablets, ya que con ellos se le saca el máximo partido (un detalle a conocer es que este stylus no sustituye a los S Pen de los dispositivos de la gama Note, ya que no permiten realizar acciones especiales propias de esta gama de producto).

Punta del accesorio Wacom Bamboo Stylus solo

Una respuesta a los movimientos y pulsaciones sin fisuras

Aquí hay que decir que durante los días que he utilizado el Wacom Bamboo Stylus solo, cuando lo he utilizado al realizar cualquier pulsación en la pantalla de un tablet, ya sea actual como antiguo (como por ejemplo un Motorola Xoom), las acciones se ejecutan con rapidez casi instantánea. Incluso, esto es así cuando se arrastra sobre el panel. Esto, por lo tanto, habla extremadamente bien de la punta flexible de 6 milímetros que se incluye en el accesorio -por lo que sensibilidad es excelente- y no se debe pensar que se tendrá problema alguno al usarlo.

En cuanto a la precisión a la hora de presionar en un punto en concreto, hay que decir que se necesita un pequeño tiempo de aprendizaje, ya que la punta no es tan fina como la de, por ejemplo, el S Pen. Pero, lo cierto, es que con un uso durante una hora como mucho, se aprende perfectamente cómo se debe utilizar el lápiz óptico. Pero, ciertamente, hay que tener claro que existe un corto periodo de aprendizaje.

Accesorio Wacom Bamboo Stylus solo abierto

Un detalle importante a conocer es que la punta del Wacom Bamboo Stylus solo se puede cambiar, lo que es positivo por si se tiene algún problema con ella o simplemente se rompe. Además, hay que decir que, aparte del color azul del modelo que hemos probado, existen otras tonalidades como por ejemplo la gris, rosa o naranja. Por lo tanto, si se tiene en cuenta el reducido precio del stylus (19,95 €), su buen funcionamiento y acabado, es un accesorio que merece la pena para ser utilizado junto a un tablet. Seguramente, cuando te acostumbres a él, como es mi caso, ya no dejarás de utilizarlo de forma habitual (además, de esta forma la pantalla del dispositivo móvil se manchará mucho menos).

Enlace para comprar el Wacom Bamboo Stylus solo.