Llega el teléfono Wiko BIRDY un modelo de 4,5 pulgadas y 4G por 149 euros

Escrito por
Android
0

La cantidad de teléfonos que se ponen a la venta con compatibilidad con redes 4G a un precio asequible es cada vez mayor. Y un nuevo ejemplo de esto es el Wiko BIRDY, un modelo que cuesta sólo 149 euros y que permite acceder a Internet a la máxima velocidad posible en condiciones de movilidad.

El caso es que este modelo en concreto no es el más económico con estas condicionantes que se puede encontrar, pero ciertamente hay razones que justifican esto. Sin ir más lejos, su procesador es un SoC de cuatro núcleos que funciona a una frecuencia de 1,3 GHz y la RAM asciende a 1 GB, por lo que hablamos de un teléfono que no debería tener muchos problemas con los trabajos habituales, como por ejemplo las aplicaciones de mensajería o el navegar por Internet.

Imagen frontal del Wiko BIRDY

Otro par de buenos detalles de este Wiko BIRDY es que el sistema operativo es Android KitKat, lo que asegura una fluidez a la hora de utilizarlo ya que la combinación de componentes antes mencionada es efectiva con esta versión del desarrollo de Google (aunque no hay que esperar maravillas). Tampoco está mal el peso del dispositivo, que se queda en sólo 141 gramos, lo que asegura un manejo de lo más cómodo (sus dimensiones son 132 x 67 x 9,6 milímetros).

Pero no todo es tan positivo en el teléfono, y hay apartados en los que se nota que el precio no es nada elevado como hemos comentado. Los dos ejemplos más claros son que su almacenamiento interno es de sólo 4 GB (aunque ampliable con tarjetas microSD de hasta 32 GB) y que la pantalla IPS de 4,5 pulgadas no ofrece una resolución especialmente llamativa, ya que esta es sólo FWVGA (854 x 480). Aquí, sin duda, no puede competir con modelos como por ejemplo el Motorola Moto G.

Trasera del Wiko BIRDY

Por cierto, y antes de terminar, es importante decir que en lo referente a la conectividad, aparte de la compatibilidad con LTE Cat.4, este Wiko BIRDY dispone de WiFi y Bluetooth 4.0, pero no se hace referencia a NFC. Aparte, la batería tiene una carga de 2.000 mAh, que teniendo en cuenta la calidad de la pantalla y el procesador incluir, en principio debe permitir una autonomía sólida.

En definitiva, un modelo más de gama media que ofrece componentes adecuados, pero sin más. Su precio es lo que le hace atractivo, ya que 149 euros libre ofreciendo compatibilidad 4G no es una barbaridad, ni mucho menos. Ah, y en lo referente a la cámara, hay que decir que este Wiko BIRDY que llega en colores blanco y negro tiene una principal de 5 megapíxeles y la delantera de 2 Mpx.