El futuro de LG: en 2015 más dispositivos flexibles y, en 2017, productos plegables

Escrito por
LG
0

El futuro de las pantallas de los dispositivos móviles de la compañía LG va ligado a la tecnología P-OLED (Plastic OLED), que es la que se utiliza en el smartwatch G Watch R y que se ha confirmado por el propio fabricante como une de los elementos fundamentales en su futuro más inmediato debido a es menos susceptible a las roturas  ofrece una mejor manipulación.

Esto se debe a que su estructura es más simple y, por extensión, más fina y delgadas, por lo se puede conseguir con ella opciones que los paneles LCD y AMOLED no permiten en la actualidad, al menos sobre el papel. El caso es que LG ha decidido que su uso se va a ser mucho mayor en su gama de producto orientada a la movilidad y, esto será así, a partir del año 2015 que está cerca de llegar.

Pantalla P-OLED frente a las LCD

El caso es que como se puede ver en la imagen que dejamos a continuación, para el año que viene las previsiones de LG indican que se espera poner en juego más dispositivos con pantallas flexibles y curvadas que utilizan paneles P-OLED y, entre las gamas elegidas, están tanto los accesorios wearables, donde los smartwatch a buen seguro que se benefician, como los propios teléfonos y tablets (estos últimos, parece que para finales del 2015). Por lo tanto, se generalizará el uso del componente mencionado comentados y se aumentará la apuesta por ellos.

Sorpresas para el año 2017

Pues sí, dejando un periodo de estabilización para la llegada de las pantalla P-OLED a más dispositivos en el año 2016, y de esta forma poder sacarle el máximo partido a la hora de poner en el mercado nuevos modelos con pantalla que permitan diseños poco vistos hasta la fecha, será en el año 2017 cuando se dé un paso más en la evolución en la integración de este tipo de paneles.

Hoja de ruta de LG en lo referente a pantallas

En este momento, y según las expectativas de LG, aparecerán las pantallas plegables, lo que permitirá ofrecer nuevas opciones para los dispositivos móviles, como por ejemplo los tablets, que podrían convertirse en ordenadores portátiles y, también, para productos como televisores, que irían mucho más allá de las curvaturas y podrían tener paneles enrollables (aparte de otras muchas nuevas opciones que aparezcan).

El caso que el LG G Flex, del que es posible que en no mucho se conozca a su sucesor, significó sólo el comienzo de la llegada de pantallas que se adaptan a las necesidades de los usuarios y, por lo tanto, lo mejor está por llegar. Y, todo esto, con el uso e P-OLED por parte de LG.

Fuente: LG