Samsung sigue reorganizándose: las pantallas flexibles vitales en su futuro

Escrito por
Samsung
0

La compañía que más terminales vende en todo el mundo ya anunció que para el año 2015 estaba preparando una restructuración en el sector de la movilidad y, lo cierto, es que se van conociendo algunos detalles que son de lo más interesantes y donde queda claro que lo que se buscará es la calidad, más que la cantidad. Y, un ejemplo de esto son las pantallas en las que trabaja Samsung.

Según se ha podido conocer de la mano de Lee Chang-hoon, vicepresidente del equipo de negocio de Samsung Display, esta tiene toda la intención de focalizar parte de sus esfuerzos en el lanzamiento masivo y producción de pantallas flexibles para cierta cantidad de sus terminales. Por lo tanto, lo que ha comenzado con el Galaxy Note Edge simplemente es el principio y una prueba evidente de lo que está por venir (ya que, por el momento, no se ha comentado nada de modelos plegables… por ahora).

Pero al contrario de otras ocasiones en las que se ha hablado de este tipo de paneles, hay datos concretos que ha proporcionado Chang-hoon. Un ejemplo de esto es que se quiere tener los primeros modelos disponibles para el 2015, sin dejar una fecha clara para ello. Pero hay algo mucho más importante: según este directivo, para finales del año que viene se espera alcanzar una producción mensual de 30.000 o 40.000 unidades al mes. Es decir, que podrían suministrar paneles flexibles en masa para una gama de producto en concreto. Esto, sin duda alguna, abre la puerta a Samsung para ser totalmente diferencial y líder en este segmento. Justo lo que se busca.

HDC Galaxys Note Edge

Serán únicos por el momento

Pues exactamente sea así, ya que no se vislumbra que otras compañías puedan llegar al nivel de producción de planes flexibles para el 2015, aunque LG ya ha anunciado su intención de invertir en estos apoyados en la tecnología OLED-P (Samsung usará la AMOLED propia seguramente). Por lo tanto, en el año 2016 se puede estar ante el punto de inflexión tanto en el uso este tipo de pantallas como para Samsung a la hora de ofrecer nuevos y distintos diseños y forma de utilizar los terminales móviles. De esta forma, se comienza a vislumbrar lo que persigue la compañía coreana: diferenciarse al resto para ser atractivo de cara al usuario.

Aparte, y para finalizar, también se ha anunciado que se van a  realizar los trabajos necesarios para reducir los costes de fabricación de las pantallas AMOLED para, por un lado, poder bajar los precios de los dispositivos de Samsung que los utilicen y, atraer, a más compradores para que la integren en sus terminales. El caso, es que está claro que esta compañía se está movimiento para volver a los números que tenía hace un año y, un ejemplo, es lo que hemos comentado de las pantallas flexibles y, también, la reducción de gamas de productos de teléfonos móviles en un 30% para el año que viene.

Fuente: ZDNet