Los fabricantes de relojes, en contra de los watchfaces

Escrito por
Android Wear
0

Los fabricantes de relojes, los de verdad, no los inteligentes, se han puesto en contra de los watchfaces. Ya antes hemos hablado de los watchfaces, pues en realidad no son más que modificaciones de la interfaz que permiten personalizar el aspecto del reloj inteligente. Algunas de ellas imitan a los relojes de algunas de las marcas más importantes del mundo de los relojes, y por ello los fabricantes están en contra de los watchfaces.

Resulta curioso que fabricantes de relojes de varios miles de dólares hayan contactado con los foros que alojan estos watchfaces para solicitar que los retiren por no respetar marcas que les pertenecen, pues en realidad queda muy claro que cuando uno lleva un Motorola Moto 360 de poco más de 200 euros, y pone un watchface de un Omega, no lleva un Omega falsificado. No obstante, estas compañías no lo ven así, y han decidido estar en contra de los watchfaces. No de los watchfaces convencionales, sino más bien de aquellos que imitan el diseño de sus relojes. Concretamente, han sido las marcas IWC, Panerai, Omega, Fossil, Armani, Michael Kors, Tissot, Certina, Swatch, Flik-Flak y Mondaine, las que han solicitado que se retiren los watchfaces que imitan a sus relojes.

Android Wear Mondaine

Desde luego, son ellos los que tienen los derechos sobre la marca, pero no se puede decir que esto sea en realidad falsificar un reloj inteligente. Aun así, sabemos que los fabricantes de relojes van a estar en contra de los relojes inteligentes, precisamente porque consideran que estos pueden robarles el mercado. También sabemos que no convertirse en enemigos de estos nunca es la mejor solución para conseguir evitar que estos le roben el mercado, pero tampoco pueden hacer mucho más contra las compañías especializadas en el mundo de la tecnología. En cualquier caso, parece que ya no será tan fácil conseguir watchfaces basados en los diseños de los relojes de los fabricantes de relojes. En cualquier caso, eso significa que temen que los relojes inteligentes se puedan convertir en el reloj del futuro. De hecho, gracias a relojes como el Motorola Moto 360, eso es posible.