Los Android (y los iPhone) se quedan solo para juegos como Candy Crush

Escrito por
Juegos
0

En los últimos tiempos ha surgido una polémica importante con respecto a los usuarios de Android, y lo poco que están dispuestos a pagar por los juegos. Ha ocurrido en concreto con el juego Monument Valley y su expansión Forgotten Shores. Esta expansión es de pago, y algunos usuarios han iniciado una campaña para no comprarla. Así solo nos quedarán juegos como Candy Crush.

No quieren pagar por la expansión

Básicamente, lo que ocurre es que los usuarios han mostrado su enfado por tener que pagar por la expansión. Y así, han iniciado una campaña para no comprarla, y además para valorar negativamente la aplicación. Aquí es donde viene el problema para el juego. Si uno no quiere comprar no compra, pero valorando negativamente el juego, parece que es de mala calidad, o que la expansión no es lo suficientemente buena como para pagar por ella, cuando en realidad esos usuarios ni siquiera la han probado. Es más, el hecho de que lo consideren tan relevante ya de por sí demuestra que el juego les gusta.

Los usuarios de iOS pagan más

No lo decimos como una verdad, sino como lo que siempre se dice, y lo que, en teoría, demuestran las estadísticas. Los usuarios de iOS están más dispuestos a pagar por las aplicaciones que los usuarios de Android. ¿Es eso cierto? Sí, lo es. Es posible que un usuario que ha comprado el Nexus 6 o que ha comprado el Samsung Galaxy Note 4 esté dispuesto a pagar tanto o más que uno que ha comprado el iPhone 6. Pero seamos realistas, el que compra un Motorola Moto G 2014 porque cuesta menos de 200 euros, tiene que estar menos dispuesto a pagar por una aplicación o por un juego que uno que se ha gastado 700 euros en un móvil. Dado que hay muchos más smartphones Android por el mundo, y que la mayoría de ellos son de un precio inferior a los 400 euros, lo más lógico que los usuarios Android, en su mayoría, estén menos dispuestos a pagar por un juego.

Candy Crush

Si los juegos de pago no triunfan, ¿qué pasará?

Pues ocurrirá que Candy Crush, o Real Racing 3, serán los que triunfarán en las tiendas de aplicaciones, y los únicos que se podrán lanzar. En realidad, es lo que ya ocurre, aunque en el futuro esto quedará mucho más claro. Los usuarios que tienen smartphones o tablets piensan que existen juegos y aplicaciones gratis, y que ese pensamiento les lleva a pensar que pagar por una app o por un juego no es inteligente en muchos casos. Y esto ocurre tanto en Android como en iOS, aunque puede que en el sistema operativo de Google sea algo todavía más notable. Esto hace que los juegos gratuitos sean los más descargados, algo que también es lógico. Los usuarios prefieren jugar a Real Racing 3, gratuito, aunque limitado, que a Real Racing 2, un juego de pago, pero sin limitaciones (sí, sabemos que Real Racing 3 es mejor, hablamos del supuesto caso de que fueran igual, aunque con la diferencia de precio).

Micropagos, la clave del éxito

Los videojuegos con micropagos son los que triunfan en smartphones y tablets. Los usuarios descargan esos juegos porque son gratis. Algunos de ellos son desinstalados al cabo de un tiempo porque no han podido ni jugarlos y ocupan espacio. A otros de ellos sí juegan, y algunos de ellos se convierten en juegos estrella, como es el caso de Candy Crush, o de Real Racing 3, los dos gratuitos. Bueno, no tan gratuitos. Ni siquiera Google puede decir ya que sean gratuitos. Y es que, ahí está precisamente la clave, en que ganan mucho más dinero que los juegos de pago, gracias a los micropagos que hay en el juego, las denominadas compras in-app. Si quieres más vida de Candy Crush tienes que pagar. Hay niveles que son muy complejos y que con un poco de ayuda podríamos superarlos y seguir jugando. Como además nuestros amigos están en el juego, queremos superarlos, por lo que acabamos pagando por jugar a un juego cuyo complejidad es nula. ¿Os imagináis comprando una PlayStation 4 para jugar a esos videojuegos? Pues es lo que hacemos con los smartphones. Está claro que la componente social juega un gran papel. Lo mismo ocurre en Real Racing 3. Salvo si hemos jugado desde que se lanzó, hoy en día es imposible llegar a los niveles en los que están algunos de nuestros amigos si no jugamos mucho tiempo. Aunque es posible si pagamos para desbloquear coches, componentes de los coches, o avances del juego.

Real Racing 3

¿Esto es bueno o malo?

Si decimos que serán los juegos como Candy Crush los que van a quedar no lo decimos como algo malo. En realidad, si tienen tanto éxito es porque a los usuarios les gusta. Quizás nos equivocamos al decir que deberíamos pagar por los videojuegos de pago. Esto se dice para que estos sobrevivan, pues se piensa que si no lo hacemos, se perderán grandes juegos. Sin embargo, me parece que lo que ocurre es que hay plataformas de diferente tipo. Nadie pagará 10 euros por un videojuego para un móvil, pero los usuarios se gastan 50 euros en un videojuego para PlayStation 4 o Xbox One. Es una cuestión de plataformas, y de diferentes niveles de juego.


Continúa leyendo

Comentarios

Sin comentarios