Ahorra batería gestionando correctamente la conectividad de datos de tu Android

Escrito por
Trucos
1

Es posible ahorrar batería si se gestiona debidamente la conexión de datos que se utiliza, que depende por un lado de las opciones que ofrezca el terminal Android en cuestión y, también, del lugar en el que se está (y su correspondiente cobertura). Te indicamos qué es lo que debes hacer para conseguir que tu autonomía mejore de forma sustancial.

La razón por la que la batería se consume con mayor rapidez si la gestión no es adecuada es que, al buscar de forma automática el dispositivo la conectividad de datos, se utilizan más recursos de las antenas de los debidos y, por ello, se potencia estas para intentar localizar señal. Nos explicamos: si se está en un lugar en el que sólo se dispone de conectividad 2G, un terminal compatible con LTE buscará de forma periódica redes 4G y 3G hasta quedarse con las existente (y, esto, incide directamente en la batería).

Logotipo de Android con baterías

Para poder establecer de forma directa la conectividad que necesitas, siempre que se vaya a estar un periodo de tiempo largo (por ejemplo un fin de semana, ya que si es un par de horas la mejora es imperceptible), existe una opción en el sistema operativo Android que permite reducir las búsquedas que se realizan y, por lo tanto, se ahorra batería. Vamos a explicar cómo configurar esto de forma general (en algunos modelos los pasos pueden ser algo diferentes, pero básicamente son muy parecidos y los apartados tiene nombres similares).

Los pasos a seguir

Lo primero es abrir los Ajustes del terminal, lo que se puede hacer de varia formas (utilizando el icono en forma de rueda dentada que ha en la Barra de notificaciones es posible hacer esto). Ahora, en el aparado Conexiones inalámbricas y Redes, debes pulsar la opción Más.

Ajustes del sistema operativo Android Selección de redes para ahorrar batería en terminales Android

Lo siguiente es buscar el apartado Redes móviles y, en la nueva pantalla que aparece, se debe establecer el tipo de conexión que se desea utilizar, que puede ser 2G, 3G o 4G (esto último sólo si tu teléfono es compatible con redes LTE). Una vez seleccionada la opción, simplemente debes volver atrás y el terminal descartará las opciones no seleccionadas y se centra en la establecida y se ahorra batería.

Con estos sencillos pasos, se ahorra batería sin que el funcionamiento del teléfono se vea afectado en absoluto (sólo la velocidad de conexión es lo que varía). Si deseas conocer otros trucos para el sistema operativo de Google, puede hacerlo en este apartado de Android Ayuda donde hay opciones de todo tipo.