¿Por qué Android 5.0 Lollipop tiene tantos errores?

Escrito por
Android
1

Uno tiende a pensar que una nueva versión de firmware debería ser siempre mejor que la anterior, que la compañía debería haber realizado todas las pruebas posibles, y que no debería llegar casi con errores. Quizás algún error en algún smartphone, pero poco más. No es lo que ha ocurrido con Android 5.0 Lollipop. ¿Por qué?

Muchos problemas, algunos relevantes

Google ha lanzado una nueva versión de firmware que ha llegado con una gran cantidad de errores. Algunos de ellos, además, eran notablemente relevantes. Por ejemplo, un smartphone que no puede ponerse en completo silencio es un smartphone con un error realmente grave. Pero además de eso, han surgido una gran cantidad de errores con procesos que consumían una gran cantidad de recursos, y por tanto, de batería. Cualquiera podría decir que no es lo que se espera de una gran compañía como Google.

Android 5.0 Lollipop

Un sistema operativo es complejo

No obstante, hay que entender que no hablamos de un texto que pueda leerse para detectar las faltas de ortografía. Hablamos de un sistema operativo completo lleno de diferentes funciones, y cada vez más avanzado. La única manera de probar este sistema operativo es lanzando versiones anteriores al lanzamiento definitivo. Eso se hizo, y aun así, la versión definitiva de Android 5.0 Lollipop llegó con errores. Hasta que la cantidad de usuarios que instala la nueva versión no es tan grande como debería, no aparecen todos los errores que hay.

Nuevo diseño y ART

A lo anterior hay que añadir lo que probablemente ha generado que Android 5.0 Lollipop tenga más errores que anteriores versiones. Hemos dicho muchas veces que Android 5.0 Lollipop es una de las actualizaciones más relevantes para el sistema operativo desde que se lanzara. Y así es. El rediseño gráfico ha sido muy notable, y siempre que esto ocurre, hay muchos más errores en el firmware. También ocurrió con iOS 7. Suele ser la siguiente versión la que llega sin errores, Android 5.1, en este caso. Todo ello sin olvidarnos de ART. El sistema operativo ha pasado a olvidar la máquina virtual Dalvik para ejecutar las aplicaciones, que ha utilizado desde que se lanzó Android, a utilizar ART, y es lógico que esto haya podido hacer que algunos procesos no se ejecuten de la manera correcta, y se genere los grandes consumos de batería. Google está lanzando nuevas versiones que solucionan estos problemas, pero probablemente hasta Android 5.1 no podremos hablar de una versión con nuevo diseño que ya es completamente estable. ¿Comenzaremos a hablar pronto del nombre de la nueva versión del sistema operativo? Recordemos que Android 5.0 se presentó en la primera mitad del año, aunque casi a finales del 2015.