Videoconsolas con Android: ¿muertas, o vivas?

Escrito por
Juegos
0

A finales del año 2013 no dejaba de hablarse de las nuevas videoconsolas con Android que iban a conseguir por 100 euros robarle la cuota de mercado a videoconsolas como la PlayStation 4 o la Xbox One. Sin embargo, ¿dónde están hoy las videoconsolas con Android? ¿De verdad tienen algún futuro?

Ouya y compañía

La videoconsola Ouya fue una de las primeras videoconsolas con Android que han tenido verdadero éxito. Al menos, un éxito en lo que se refiere a la popularidad que consiguió dicha videoconsola. No obstante, lo cierto es que tampoco se han vendido una gran cantidad de unidades de esta videoconsola, básicamente porque a pesar de su precio de 100 dólares, no sirve para mucho más que para jugar a videojuegos para Android, y tiene una potencia similar a la de un smartphone o un tablet de alto nivel. Otras videoconsolas por el estilo fueron lanzadas, pero lo cierto es que ninguna consiguió tanto éxito como Ouya y, por tanto, son ejemplos de menor relevancia. ¿Por qué Ouya no ha tenido éxito?

Consola Ouya

Los videojuegos para smartphones no son grandísimos videojuegos

En primer lugar, resulta complicado afirmar que los videojuegos para smartphones son videojuegos en sí mismos. Es cierto que los teléfonos inteligentes y tablets de alto nivel son capaces de ejecutar videojuegos que antes eran lo mejor. Pero hoy en día el mundo de los videojuegos también ha avanzado mucho y un juego de hace 10 años no tiene nada que ver con lo que es un videojuego hoy en día. Se podría decir que los videojuegos de los smartphones están hechos a escala, y los que tienen verdadero éxito, lo tienen precisamente porque están diseñados para smartphones y tablets, y si hablamos de tener que sentarnos a jugar a estos en la televisión, entonces ya no tienen la gracia que tenían antes. ¿Se puede jugar a Real Racing 3 en la televisión? Quizás sí, pero la inmensa mayoría de los jugadores aficionados a los videojuegos de coches solo juegan a Real Racing 3 porque no pueden llevarse la videoconsola con ellos.

¿Para qué jugar en la televisión?

Las videoconsolas portátiles solo tienen un problema, y es que normalmente tienen menos potencia que una gran videoconsola, y por tanto, los videojuegos son peores. No obstante, a la distancia que uno juega de una videoconsola portátil, la pantalla no es demasiado relevante. Hoy en día los smartphones y los tablets tienen pantallas de una calidad superior a la de las televisiones. ¿Por qué alguien iba a querer jugar a un videojuego en la televisión si puede jugar mejor en su smartphone? Solo hay algunos videojuegos específicos, como juegos sociales, que sí podrían ganar al jugar en la televisión, pero no es el caso de la inmensa mayoría.

Ouya

Chromecast, Nexus Player, Fire TV…

Y lo que definitivamente mató a las videoconsolas con Android fueron los dispositivos tipo Chromecast, el Nexus Player, o el Amazon Fire TV. Básicamente, con estos podemos enviar la imagen de nuestra pantalla a la televisión, aunque en el caso de cada uno de ellos la configuración y las posibilidades son distintas. No obstante, son dispositivos basados en el contenido multimedia, pero que además ofrecen la posibilidad de jugar a videojuegos en la gran pantalla. Las videoconsolas con Android no tienen nada que hacer con los dispositivos que hacen lo mismo, pero además cuentan con más características, son más baratos, y los fabrica Google, Samsung, Amazon, o alguna de las grandes compañías.

Es quizás aquí donde Ouya aún tiene alguna posibilidad. Alibaba ha invertido 10 millones de dólares en Ouya, por lo que la compañía se plantea lanzar un nuevo dispositivo. Aunque probablemente en este caso hablamos de algo parecido al Nexus Player. En cualquier caso, sigue pareciendo difícil que de verdad pueda competir con otros gigantes del mercado.

La Nube

Todo ello sin olvidarnos de que las videoconsolas con Android no tenían ningún futuro. Sí, es verdad que algún día jugaremos a los videojuegos de más alto nivel en smartphones, tablets, o en dispositivos tipo Nexus Player, quizás basados en Android, quizás basados en iOS, o en cualquier otro sistema operativo que triunfe en ese momento, pero no será con videojuegos que se ejecutarán en los propios dispositivos, sino que serán ejecutados en la Nube, y nuestro smartphone o tablet actuará de interfaz en la que mostrar el audio, el vídeo, conectarse a Internet, y enviar nuestras órdenes. Eso no es lo que eran las videoconsolas con Android. Eran dispositivos que iban a morir, y tenían un tiempo limitado, en el que podían triunfar durante algunos años. Pero como ocurre en el mundo de la tecnología con mucha frecuencia, se avanzó más rápido de lo que se esperaba. De hecho, las plataformas de videojuegos en la Nube ya están listas, y podría ser cuestión de un año que comenzaran a llegar para desafiar a las que hoy en día son las principales videoconsolas: Xbox One y PlayStation 4.