Está claro, Project Ara es la nueva apuesta de Google de cara a la innovación

Escrito por
Google
0

Las noticias que van llegado sobre Project Ara, la apuesta por conseguir un teléfono móvil con piezas intercambiables de Google, son cada vez más numerosas e interesantes. Es más, por esto da la sensación de que la compañía de Mountain View apuesta por este desarrollo más que por Google Glass para mostrar los avances tecnológicos que consigue aplicados al mercado de consumo.

Un ejemplo de lo que decimos es que ya algunas empresas no sólo han mostrado su apoyo a Project Ara, sino que han confirmado que trabajan en el desarrollo de piezas que sean compatibles con él. Sin ir más lejos, Sennheiser está desarrollando tarjetas de sonido e Innolux se ha anunciado como la responsable de crear ciertos paneles de uso común.

El caso es que se van dando los pasos necesarios para que se cumplan con las fechas que no hace mucho anunciaron por parte de Google y que indicaban que los primeros modelos que se podrán probar lleguen a finales de este año 2015 (aunque el despliegue masivo de nuevos módulos, entre los que estarán los más interesantes, sea en el año 2016).

Project Ara

Novedades en lo referente a las baterías

Tal es la puesta que de Google por Project Ara (dejando algo de lado las Google Glass, como algunas noticias que se han conocido últimamente indican), que parece que en uno de los apartados más inmóviles del segmento de la movilidad se incluirán novedades interesantes: las baterías.

Aprovechando la modularidad de Project Ara, el MIT ha comenzado a trabajar en batería experimentales con una opción muy diferente a los iones de litio que hasta el momento es habitual utilizar en los teléfonos móviles (y que están vigentes desde el año 1991 nada menos). El caso es que el nuevo accesorio se denominaría Solid Energy y con él se busca ofrecer el doble de la capacidad que los modelos actuales sin que la estabilidad del componente se ponga en cuestión.

Imagen de Project Ara

Básicamente, lo que se busca es sustituir los ánodos de grafito de las baterías actuales por uno de metal ultra-fino (el cobre es la opción más viable). Con él, y si todo va por buen camino, los terminales que estén dentro de Project Ara podrán ofrecer una autonomía muy superior y, además, las baterías pueden ser mucho más pequeñas y eficientes.

Project Ara es parte del futuro

Está bastante claro que este desarrollo de Google (heredado de Motorola) es una puesta muy firme y que, si todo va bien, tiene un futuro bastante esperanzador. Además, la modularidad es algo que parece totalmente viable y lógico en el desarrollo de los terminales móviles, ya que estos cada vez se parecen más a los ordenadores en lo referente a los componentes. Por lo tanto, que se apueste por Project Ara es algo normal y mucho más estructurado que por Google Glass -ya que su utilización en el mercado es mucho más cercana-.