Windows Phone manipula un concurso para parecer más rápido que Android

Escrito por Emmanuel Jiménez

Microsoft está intentando promocionar su sistema operativo para móviles con unas campañas bastante curiosas. La baza principal que están usando contra Android es la de que sus dispositivos con Windows Phone son más rápidos que los que llevan el sistema operativo de Google. De hecho, han montando una competición en una tienda oficial de Microsoft, en la que los usuarios Android podían competir contra una azafata con un móvil Windows por ver cuál era más rápido. Si el cliente ganaba, conseguía un ordenador portátil por valor de 1000 dólares. El usuario ganó, pero Microsoft lo manipuló para negarlo.

La competición consistía en ver cuál de los dos dispositivos era capaz de cargar un widget de tiempo con la climatología de dos ciudades distintas. Después de la cuenta regresiva de tres segundos, la azafata y Sahas Katta, el cliente, debían darse prisa para demostrar que el suyo era el más rápido. Sahas Katta, quien además es un famoso blogger americano, con su móvil Galaxy Nexus, fue mucho más inteligente que todos los componentes del departamento de marketing de la compañía de Redmond. Desactivo la función de desbloqueo de pantalla, de tal forma que con solo pulsar el botón de encendido de pantalla, el Android comenzó a cargar el widget y en décimas de segundo, había obtenido los datos solicitados, venciendo al Windows Phone en un segundo. Hasta aquí, todo normal, Sahas había ganado su nuevo portátil valorado en 1000 dólares. O al menos así debía haber sido.

La azafata se dirigió a los gerentes de la tienda, quienes, primero, decidieron que Sahas Katta había perdido, ya que el tiempo debía obtenerlo de dos ciudades distintas, y él lo había hecho solo de una. Sahas demostró que no era así, que lo había obtenido de San José, y de Berkeley, ambas dos de California. A esto, los gerentes/jueces alegaron que debían ser ciudades de estados distintos, una norma inventada que no había sido escrita en las bases del concurso, dejando a Katta como el derrotado.

Sahas, rendido, dejó la discusión que ya estaba perdida, no sin antes tener que fotografiarse frente al cartel que decía que su “Android había sido vencido por un Windows Phone”. El famoso blogger ha dicho que volverá a competir, y está vez, con ciudades de distintos estados. Veremos qué excusas busca Microsoft para quedarse por encima. Una campaña de marketing que ha llegado a muchas personas, pero con repercusiones claramente negativas.