La actualización a Ice Cream Sandwich provoca pérdidas de conexión en los Galaxy Nexus

Sólo han pasado unos días desde que los Samsung Galaxy Nexus empezaran a recibir de forma masiva la esperada actualización a Android 4.0.4 y ya están surgiendo algunos problemas. Desde distintas partes del mundo, usuarios de este móvil están informando de que sus dispositivos pierden la señal GSM con Ice Cream Sandwich. Los desarrolladores de Google ya están al tanto y buscando soluciones.

Los primeros avisos de problemas llegaron a la página oficial de Android nada más comenzar el mes, pero los mensajes se han acelerado en estos últimos tres días. Hasta 200 post relatan problemas de conectividad en sus Samsung Galaxy Nexus.

Explican como, estando el móvil en reposo, con la pantalla apagada y ninguna aplicación funcionando en segundo plano, la señal de radio GSM se pierde. Esto estará provocando que algunas llamadas entrantes se pierdan. El problema desaparece cuando se vuelve a activar el teléfono.

El problema lo están teniendo en todo el mundo. En el hilo de la página oficial de Android hay mensajes de EEUU, Francia, Brasil o España. También, la pérdida de conectividad no sólo se produce en la versión oficial de Android 4.0.4 descargada en el dispositivo (OTA), sucede además en las ROM modificadas basadas en esta actualización.

Los ingenieros y desarrolladores de Google ya están al tanto de la incidencia y aseguran haberse puesto a trabajar con ella. Primero han pedido que los que hayan instalado la última actualización (pero sólo la oficial) y tenga esta pérdida de señal de radio, les envíen informes de errores a través del servicio Bugreport.

La incidencia parece estar relacionada con la CPU, con el procesador. Cuando hay una aplicación ejecutándose en segundo plano, el problema no aparece, solo cuando la CPU deja de tener carga de trabajo.

Aunque esta actualización se ha liberado también para otros terminales, algunos prácticamente idénticos, como es el Google Nexus S, no ha habido informes de pérdida de señal en móviles que no sean el Samsung Galaxy Nexus. De hecho, tras cuatro días con la actualización en mi Nexus S, no he detectado ese problema y tampoco he podido reproducirlo siguiendo los pasos que indican en la página de Android.

El hecho de que dos terminales idénticos al 99%, con la misma actualización (sólo cambia la versión de banda base), uno tenga un problema tan grave como perder la señal y el otro no, vuelve a mostrar que la fragmentación es el punto más débil del ecosistema Android. Si has detectado este problema, cuéntanoslo.

Vía Pocketnow