El Samsung Galaxy S3 podría llevar tecnología de seguimiento ocular

Escrito por
Samsung

Siguen los rumores y filtraciones sobre el supuesto lanzamiento del Galaxy S3 en dos semanas en Londres. Si hacemos caso a lo que han publicado algunos medios británicos, el nuevo móvil de Samsung contaría con la tecnología de seguimiento ocular o eye tracking. Quizá podamos operarlo solo con la mirada. Pero también dicen que el nuevo dispositivo no será tan nuevo y sí una mera renovación del Galaxy S2. No parece lógico que ambas noticias sean ciertas a la vez.

En una exclusiva, la versión británica de CNet cuenta que fuentes de la industria les han asegurado que el Samsung Galaxy S3 llevaría la tecnología de eye tracking en su interior. Samsung lo llama Interacción Humana. La cámara frontal del dispositivo será capaz de detectar cuando estamos mirando a la pantalla, cuando estás escribiendo un mensaje, por ejemplo, y podrá bloquearlo una vez que no estemos mirando.

Aparte del ahorro de batería, algo así puede molestar más que ayudar a no ser que sirva para algo más: por ejemplo, desbloquear el móvil cuando volvemos a mirar a la pantalla. Echándole un poco de imaginación, el rastreo ocular podría venir acompañado con algún tipo de comandos que se ejecutarían con la mirada. Eso sí que será toda una renovación.

Sin embargo, estos detalles y otros contados en los pasados días, como la presencia de un impresionante procesador de cuatro núcleos, una pantalla full HD y hasta flexible se llevan mal con lo que cuentan algunas fuentes del mismo medio.

Dicen que el nuevo móvil no traerá nada espectacular en cuanto a especificaciones. Todo lo que lleve ya lo tienen algunos móviles que ya están en el mercado como el HTC One X. De hecho, la fuente explica que se puede comparar a la salida del iPhone 4S, respecto al iPhone 4. De hecho, hasta duda de que lo vayan a llamar Galaxy S3.

Pero, sinceramente, la lógica indica que Samsung debe estar preparando algo gordo: son los Juegos Olímpicos, Samsung es su principal patrocinador y las miradas de muchos están puestas en Londres. Si el tres de mayo no presenta algo grande, la decepción va a ser enorme.

Vía CNet