Un ingeniero de Google acusa a las operadoras del retraso en la actualización a Ice Cream Sandwich

Todos los smartphones y tabletas aparecidas en 2011 podrían llevar la última versión de Android 4.0. Sin embargo, poco más del 3% han sido actualizados. El retraso del despliegue de Ice Cream Sandwich es, con diferencia, la mayor queja de los usuarios. Pero en el lío entre Google, los fabricantes de los terminales y las operadoras se escabullen de su responsabilidad. Ahora un ingeniero de Android culpa a las compañías telefónicas del retraso.

Y no lo dice un cualquiera. Jean-Baptiste Queru, el ingeniero francés que lidera el Android Open Source Project (AOSP) dentro de Google ha asegurado en un post publicado en su cuenta de Google+ que la aprobación por parte de las operadoras es la principal causa de que algunas variantes de los dispositivos bandera de Google (seguro que estaba pensando en los Nexus S y el Galaxy Nexus de Samsung) todavía no hayan recibido la actualización a Ice Cream Sandwich o, si lo han hecho, no tengan la última versión, la de Android 4.0.4.

Queru ha hecho este comentarios tras mostrar su satisfacción por el anuncio de Sony de actualizar sus Tablets S a Ice Cream Sandwich. Cuenta como Sony sólo ha tardado cinco meses en tener el nuevo Android 4.0.x después de que él liberara el código en el Android Open Source Project. Para el ingeniero galo, este es un lapso de tiempo muy razonable si se tiene en cuenta que Ice Cream Sandwich es muy diferente a Honeycomb, el Android 3.2 con el que salió la tableta.

Pero reconoce que Sony ha jugado con ventaja. Dado que es un contribuidor nato en el Android Open Source Project, ellos tienen que realizar una menor cantidad de modificaciones para su versión ya que muchos de ellos están en el código original. Queru reconoce que no cree que haya otro fabricante que haya contribuido tanto como Sony y eso les permite actualizar antes que los demás.

Queru acaba el post mostrando su satisfacción porque Google haya decidido retomar la senda de fabricar y vender sus propios terminales. Eliminando a los intermediarios (operadoras e incluso fabricantes) de su camino, Android podrá llegar antes a nosotros.

Jean-Baptiste Queru en Google+