Radiografía del Samsung Galaxy S3. Su hardware

Radiografía del Samsung Galaxy S3. Su hardware

Miguel Criado

Ya está aquí. El día de hoy va a ser inevitable que hablemos mucho, pero mucho, del nuevo Samsung Galaxy S3. Creo que lo primero que hay que hacer es empezar por destriparlo, ver de qué está hecho por dentro. Aquí tenéis una completa radiografía con todas las especificaciones del llamado a reinar este año.

El rendimiento y el software de la nueva máquina (detalles que veremos en otro post) descansan sobre un procesador del casa: el Samsung Exynos 4412 de cuatro núcleos con una velocidad d reloj de 1,4 GHz. En eso se cumplen los rumores previos al lanzamiento. Irá acompañado de un procesador gráfico (GPU) Mali 400. No ha trascendido si la versión LTE (a España llegará sólo el 3G) llevará este mismo procesador o el de algún otro fabricante.

De memoria y almacenamiento va sobrado. Al gigabyte (GB) de memoria RAM hay que unir los 16 o 32 GB, según versiones, que lleva interna. Ayer anunciaron que pronto habría una tercera versión con 64 GB. La cuestión del espacio se completa con un slot para tarjetas microSD de hasta 64 GB. Eso hace un total de 128 GB, casi como un ordenador de sobremesa de hace no tanto tiempo.

En cuanto a la conectividad, habrá una versión 3G (HSPA+ con una conexión de hasta 21 Mbps) y otra 4G LTE, pensada especialmente para el mercado estadounidense y quizá los países nórdicos, donde la cuarta generación está bastante extendida. Para las distancias cortas, cuenta con WiFi, NFC o Bluetooth 4. Destaca su localización por satélite que, a la cobertura del estadounidense GPS, une la del ruso GLONASS.

La cámara era la prevista: ocho megapíxeles con flash LED, con capacidad de hacer ráfagas de fotografías. La frontal es de 1,9 Mpx. Como era de esperar, graba vídeo HD 1080p.

En cuanto a la pantalla, en unas dimensiones de 136,6 x 70,6 x 8,6 milímetros y 133 gramos de peso han conseguido colocar un display SuperAMOLED HD (1280 X 720 de resolución) de 4,8 pulgadas. Tanta pantalla aumenta el riesgo de ralladuras y golpes que minimizará la tecnología Gorilla Glass 2.

Todo ello está terminado con una carcasa de policarbonato brillante con unas formas redondeadas que recuerdan más al Nexus S o el Galaxy Nexus que al Galaxy S2. Como decíamos ayer (sin mucho convencimiento, la verdad) el Galaxy S3 vendrá en blanco y en un azul oscuro.

Hay un último detalle que no quería dejar de pasar. Para mí, lo mejor de este nuevo móvil es su batería, con sus 2,1 mili amperios hora puede que se acabe el eterno problema de las baterías con Android… a no ser que todo lo nuevo del Galaxy S3 exija un mayor consumo y éste acabe con la ganancia de la nueva batería.