Análisis completo del S Voice del Galaxy S3 (Parte I)

Análisis completo del S Voice del Galaxy S3 (Parte I)

Miguel Criado

Hemos pasado una horas trasteando con el S Voice del Galaxy S3 pero instalado en un Google Nexus S. A ratos ha sido divertido, en otros momentos nos ha maravillado y ha habido algunos que habríamos estampado el móvil de la frustración. ¿Quieres saber todos los detalles?

Lo primero que vamos a hacer es desmentir tanto a Samsung como a algunos colegas. Tras la primera filtración del contenedor (apk) del S Voice, es cierto que Samsung bloqueó su funcionamiento y su conexión con los servidores de Vlingo, la empresa que está detrás de la tecnología de este asistente de voz que pretende retar al Siri del iPhone. Pero, cuando escribo esto (jueves por la mañana) la aplicación se abre sin problemas. Otra cosa es su rendimiento, algo que veremos más adelante.

Lo segundo que hay que hacer es dejar de llamarle S Voice, la aplicación ya tiene nombre en español y se llama Voz S, y así vendrá cuando se ponga a la venta el Galaxy S3 en España la semana que viene.

Y ahora al lío. El Voz S debe funcionar sin problemas en cualquier móvil Android con Ice Cream Sandwich. Lo hemos intentado instalar en una tableta y un HTC con Gingerbread y no lo hemos conseguido. Donde si hemos podido hacerlo ha sido en un Nexus S con Android 4.0.4. Hay por ahí varias versiones del apk de S Voz. Aquí tenéis la que yo he estado probando.

Su instalación no tiene mayor misterio, con cualquier instalador de apk se hace. Por si acaso, es conveniente ser root del móvil, aunque a mí no me ha hecho falta. Una vez instalado hay que ejecutarlo y ajustar algunos detalles antes de usarlo.

“Hola Galaxy” es es el comando que ha elegido Samsung para abrir el Voz S. Pero este saludo, que es al mismo tiempo el primer paso para usarlo, lo podemos cambiar por el que queramos, al menos en teoría. Y decimos esto porque, después de ir a ajustes/ayuda/despertar Voz S e intentar cambiar el nombre por “Hola Nexus”, la aplicación se cierra. Primer paso en falso.

Tampoco funciona una de las grandes cualidades de este asistente de voz. Durante su presentación en Londres, a comienzos de mes, pudimos ver como se podía activar el Voz S y despertarlo incluso con el móvil en reposo. Para eso, no debe tener activado ningún patrón de bloqueo, pero a pesar de que le quitamos esta medida de seguridad, el Voz S no se despertaba. Segundo paso en falso. Este principio tan poco prometedor puede deberse al hecho de que se trate de una versión aún de pruebas.

Sigamos con los ajustes. Voz S viene instalado por defecto en español de España, pero incluye además otras siete lenguas, desde el inglés, tanto de Estados Unidos como del Reino Unido, hasta el coreano. Una de las opciones que hay que tener activada sí o sí es la de la ubicación. Sin saber donde nos encontramos, Voz S pierde mucho, en especial cuando le pedimos que nos lleve a un sitio.

Otra de las opciones que tiene es la de ocultar palabras ofensivas, algo que hace sustituyéndolas por asteriscos. Yo no la he activado. En cuanto a las opciones de llamada, recomiendo configurarlo con la opción “Cuando esté seguro” no sea que se confunda al marcar el número que le hemos pedido. Una muy útil es la de desplazarse. Activada, le indicamos nuestra dirección una vez, y siempre que queramos regresar a casa desde un sitio que no conozcamos bien bastará con gritarle “¡Navegar a casa!” y abrirá el Navigation de Google Maps con nuestro destino.

Sobre el comando Despierta ya hemos dicho que no funciona en nuestro Nexus. Sería algo genial poder activar el Voz S con la misma voz pero no ha habido manera. Los últimos ajustes que hay que hacer antes de empezar a probarlo es su conexión con Twitter y Facebook. Voz S promete poder actualizar nuestro muro o escribir un tuit con sólo dictárselo. Llama la atención que no aparezca Google + entre las redes sociales con las que se entiende.

En un segundo post entraremos de lleno en las funciones tan prometedoras del Voz S