Los desarrolladores prefieren crear sus apps para iOS antes que Android

Los desarrolladores prefieren crear sus apps para iOS antes que Android

Miguel Criado

Hay cosas, como la religión o la fe en Apple, que escapan a la razón. Aún hoy, la mayoría de los desarrolladores prefieren hacer sus nuevas aplicaciones para iOS que para Android. A pesar de la mayor proyección que todos los expertos dan a Android, dos de cada tres programadores siguen prefiriendo crear para los iPhone/iPad que para los dispositivos Android.

La empresa de análisis Flurry acaba de publicar sus últimos datos sobre el mercado de las aplicaciones. Destaca el hecho de que, en el primer trimestre de este año, el 69% de los proyectos de nuevas aplicaciones se han creado pensando en el sistema iOS, dejando para Android el 31% restante. Apple tendría a día de hoy unas 615.000 apps en su App Store frente a las alrededor de 450.000 que habría en Google Play.

Hablamos de religión porque hay algo de irracional en estos datos. El ecosistema Apple hace tiempo que se vio superado por Android. Es cierto que ellos abrieron el camino, pero las decenas de fabricantes, centenares de operadoras y millones de usuarios que han optado por Android muestran cual de los dos tiene más futuro. En esto hay mucho paralelismo con la informática de los años 80. Los ordenadores Apple marcaron la ruta pero fueron sobrepasados por los PC.

En los datos de Flurry hay al menos un dato que podría revelar un cambio de tendencia. Mientras en el penúltimo trimestre de 2011, solo la cuarta parte de las nuevas apps eran Android, la cifra ha subido hasta el 31%.

Las explicaciones que da Flurry para estos datos a mí me parecen justificaciones a corto plazo. Dicen que los desarrolladores crean más apps para iOS porque, sin tocar nada, valen tanto para los móviles iPhone como para las tabletas iPad. Además, culpan a la fragmentación de Android de la pereza de los desarrolladores por crear pensando en el sistema de Google. Porque eso es lo que ocurre, pereza. Más fragmentación que había en los 80 y en los 90, con varios sistemas operativos (MSDOS, Windows, OS/2, todas las distribuciones Linux, los centenares de fabricantes de hardware…) no la hay ahora en Android.

También aluden al dinero. Según mantienen, un desarrollador obtiene cuatro veces más de su app en iOS que en Android. Este sí sería un buen argumento, no hay nada más racional que el afán de hacer negocio. Pero, y volvemos a la historia de la informática, los que apostaron décadas atrás por crear sus programas para los ordenadores Mac, se quedaron arrinconados, con un mercado cada vez más estrecho y casi serviles respecto de lo que Apple mandara. La historia se está repitiendo.

Todos los datos del estudio de Flurry.