El divorcio definitivo de Google y Apple, por culpa de Maps

El divorcio definitivo de Google y Apple, por culpa de Maps

Emmanuel Jiménez

No sé si solo es cosa mía, o también lo habéis visto los demás. Apple y Microsoft eran claras rivales. Google y Microsoft eran claras rivales también. Pero Apple y Google siempre compartieron muchos cosas, o al menos, una relación de simpatía. Google era el buscador de Safari para iOS. La aplicación Mapas utilizaba la tecnología de Google Maps, y lo mismo se puede decir de la aplicación Youtube. No obstante, parece que ha llegado el momento de separarse. Google y Apple se divorcian. Han pasado a competir tan directamente que ya no pueden compartir nada.

No sabemos si el principal culpable de esta separación es el servicio de mapeo de ambos dos sistemas, pero está claro que algo tiene que ver. Google Maps es uno de los sistemas de mapas más extendidos del mundo, el más grande de hecho. La propia Apple lo utilizaba en su aplicación Mapas, en su sistema operativo para móviles, iOS. No obstante, esta misma tarde, durante el evento WWDC 2012 en el que ha presentado la sexta versión de su sistema, iOS 6, ha confirmado unos rumores que llevan circulando por la red hace meses, y es que Apple se ha buscado otro proveedor de mapas.

Google, por su parte, anunció hace tiempo que comenzaría a cobrar por su servicio de Google Maps, por la API, y que dejaría de ser gratuita. Esto preocupó a muchos de los que la usaban antes, pero fue un gran filón para otros que se convirtieron en la alternativa perfecta, como OpenStreetMap, una plataforma de mapas libre. Apple ha optado por utilizar contenido de OpenStreetMap, por hacer uso de las indicaciones de TomTom, y gestionando todo ello gracias a la anterior compañía que obtuvo, C3. Con esto, la nueva aplicación de Mapas tiene hasta 200 funciones nuevas sobre la anterior, provista por Google.

Con esto, Google no solo no consigue que Apple le pague por sus servicios, sino que encima pierde un 30% de la cuota de usuarios móviles que tenía. A esto, hay que sumarle que ahora tendrá a otro rival pegando muy fuerte que se va a ir haciendo muy famoso. ¿Es esto importante? Nokia ya paga licencias a Apple por sus servicios de mapas, así que, sí, puede que repercuta en algo a Google.

Ahora bien, ¿por qué quería Google cobrar a Apple por Google Maps? La cosa no queda muy clara. No sabemos si de verdad tenían un interés concreto en Apple, o si querían cobrar a todas las plataformas que quisieran hacer uso de Google Maps. No obstante, sabemos que Apple cobra muchos millones a Google porque este sea el buscador predeterminado en Safari para iOS. Los de Mountain View lo recuperan en publicidad y otros ingresos provenientes de iOS, y lo recuperan con creces, pero igual esta fue la razón que ha hecho pensar a los de Google que podían cobrar un producto como Google Maps a Apple.

En cualquier caso, seguro que sirve como una llamada de atención para Google, que ha dejado desatendida Maps desde hace mucho tiempo, sin mejoras específicas y sin notable progreso, salvo el lento y trabajos Street View, que no usamos demasiado, y que al final sirvió para gastar algunas bromas y participar en unos cuantos juicios por violación de intimidad.