Actualización a Android 4.0 Ice Cream Sandwich llega a Sony Xperia Neo

Sony sigue actualizando poco a poco y ya por fin su gama de dispositivos Xperia lanzados durante el año pasado, tal y como prometió después de que se presentara Android 4.0. Si hace unos días fue el Xperia Mini Pro el que se comenzaba a actualizar, ahora le ha llegado el turno al Sony Xperia Neo, uno de los dispositivos estrella de la compañía durante el año pasado, al menos en lo que a cifras de ventas se refiere. De momento, eso sí, tan solo para dispositivos adquiridos por medio de una operadora, Vodafone. Se prevé que para el resto de operadoras y los modelos libres llegue en los próximos días.

La actualización a Android 4.0.4 para los dispositivos adquiridos a través de Vodafone ya se puede realizar por medio de PC Companion, el programa de Escritorio de Sony. Las novedades que trae son las básicas de Ice Cream Sandwich y esperadas para el Sony Xperia Neo.

Para empezar, se ha modificado ligeramente el launcher que traía de fábrica, que ya de por sí estaba muy estilizado. Por ejemplo, en los menús contextuales de la pantalla de inicio se ha adoptado la interfaz Holo de ICS, y se puede ver de forma muy notable por los tonos grises y azules que lo conforman. Pocos más cambios se pueden ver en la pantalla inicial. A la hora de incluir un widget, lo más destacable es que podremos ver una previsualización de cómo sería el mismo.

La pantalla de desbloqueo tampoco cambia demasiado, sigue siendo la propia de Sony, aunque se sigue pudiendo abrir la cámara sin necesidad de desbloquear antes. No se ha adoptado la de Ice Cream Sandwich en este caso. No se puede decir lo mismo de la galería, que sí pasa a ser la de Android 4.0, con la organización de las fotografías en miniaturas que eso conlleva.

Se cambia además la forma de tomar capturas de pantalla. Mientras que en la última actualización para Sony Xperia Neo se hacía abriendo el menú contextual que se despliega al pulsar sobre el botón de apagado del dispositivo, ahora no es necesario abrir ningún menú. Al pulsar el botón de apagado/encendido a la vez que el de bajar volumen, toma la captura de forma automática.

La barra de notificaciones es una de las que más modificaciones ha sufrido. Ahora aparecen todos los avisos en forma de persiana, con la posibilidad de atender cada uno de ellos de forma separada. Además, podremos tener acceso directo a distintos ajustes y a la propia configuración del dispositivo, para que algunas de las funciones puedan activarse o desactivarse de forma más rápida. Justo al lado nos encontraremos con la lista de aplicaciones abiertas, que podremos cerrar al deslizar el dedo sobre ellas con un movimiento horizontal.

La cámara también se ha modificado ligeramente. Mientras que antes teníamos una cámara con una gran cantidad de funciones y ajustes, ahora Sony ha querido simplificarla. Ha reducido esta cantidad de opciones con el fin de que el usuario no tenga que complicarse tanto para tomar una fotografía.

Por último, una de las características de Ice Cream Sandwich que también incorpora el Sony Xperia Neo es el control del consumo de datos, que ahora viene de forma nativa en el propio teléfono. Una aplicación que viene con Android, y que nació después de ver el gran crecimiento de usuarios que tienen una tarifa de datos contratada y que quieren llevar un control exhaustivo del uso que hacen de ella.

No queremos olvidar tampoco algo que Sony deja atrás con esta actualización. Flash Player es uno de esos elementos que ya no está presente en el Sony Xperia Neo después de actualizar a Android 4.0 Ice Cream Sandwich. Ya no hay tantos contenidos en Flash para móviles, y la mayoría de los sitios web está abandonando a este en lo que respecta a los dispositivos portátiles. Por ello, y dado que era una aplicación que ocupaba mucho espacio en la memoria principal del teléfono para luego no ser prácticamente usada, se agradece mucho que Sony haya acabado con ella.